Anuncios

Anuncios

Militarizar la frontera,un viejo sueño de Washington.

5 de abril de 2018

Efraín Klerigan

EXPRESO

En esta historia de satanizar a los inmigrantes cuando no hacen falta y hacer porosa la frontera para propiciar la migración ilegal cuando requieren manos de obra barata, lo único novedoso del anuncio del Presidente Donald Trump, es el lenguaje rudo y el método posmoderno con el que se ha hecho.

“Probablemente en ningún lugar del mundo dos vecinos se entiendan tan poco”, dice Alan Riding en su libro “Vecinos Distantes” el cual fue en 1984,  uno de los muchos episodios de indignación de mexicanos contra los estadounidenses.

Desde 2001 a la fecha Estados Unidos ha gastado casi 20 mil millones de dólares en “proteger” su frontera, y lo único que ha frenado la migración de mexicanos hacia Estados Unidos ha sido el crecimiento continuada del empleo formal en nuestro país desde 2009, al grado en 2015 el Pew Research Center que un millón de mexicanos y sus familias se mudaron desde Estados Unidos a México.

 

Para los gobiernos de Estados Unidos, la inmigración mexicana y la larga frontera cincelada en las guerras entre ambos países en el Siglo XIX, siempre ha sido una buena excusa para justificar los aumentos en el consumo de droga o los incrementos de la tasa de desempleo, o simplemente fortalecer políticas internas,  con estos intentos que provocan aplausos de la masa supremacista y, oleadas de declaraciones indignadas de políticos mexicanos, siempre tienen repercusiones en México.

 

El 5 de mayo de 1987, entró en vigor en los Estados Unidos la Ley Simpson-Rodino, convertida en Ley de Control y Reforma Migratoria de 1986, Ley Simpson- Mazzoli Act, o Ley Pública 99-603 o “amnistía de Ronald Reagan”.

 

Ley Pública 99-603 presuntamente tenía la intención de regularizar la inmigración ilegal., aunque sirvió de pretexto para deportaciones masivas si bien tuvo una amnistía para legalizar a inmigrantes indocumentados que hubiesen vivido en ese país previamente a enero del año 1982, comprobación sujeta a docenas de requisitos.

 

En mayo de 1990 cientos de estadounidenses anglosajones o más específicamente “WASP”, siglas de White Anglosaxon and Protestant (Blanco, anglosajón y protestante) de un grupo autodenominó Alliance For The Border Control (Alianza para Controlar la Frontera)  se congregaron con sus automóviles en la línea fronteriza entre San Isidro y Tijuana para iluminar con docenas de automóviles a grupos de migrantes que esperaban presuntamente, una oportunidad para cruzar ilegalmente.

 

El grupo antiinmigrante Alianza para Controlar la Frontera, llamó a estos eventos “Ligth Up de Border” o iluminando la frontera, y presionó la actuación de sus autoridades federales.

 

En 1990, durante la presidencia de George Bush, Estados Unidos comenzó a construir muros y cercas, y comenzó con el muro entre San Diego y Tijuana, en el estado mexicano de Baja California, fue construido a lo largo de 20 kilómetros para abarcar desde el océano Pacífico hasta las montañas al este de ambas ciudades.

 

La presión de grupos antiinmigrante y grupos supremacistas, hizo que se comenzara a levantar por primera vez una barrera, en partes enrejado, en partes valla metálica, que separaron a ciudades de California y Baja California, Sonora y Arizona y Chihuahua y Nuevo México y Texas, sobre todo, en las cuales no existe una barrera natural como el Río Bravo.

 

 

EL PATIO TRASERO

En 1994 el gobierno de Bill Clinton, mediante la llamada Operación Guardián a cargo de la Fiscal General Janet Reno, quien calificó a México del “patio trasero” de los Estados Unidos, comenzó la construcción de un muro fronterizo.

 

La Operación Guardián fue anunciada en Los Ángeles el 17 de septiembre de 1994 e incrementó el Presupuesto de la Patrulla Fronteriza con la intención de que duplicara el número de agentes hacia la frontera sur de los Estados Unidos, se construyeran valla y muros en zonas como la frontera entre California y Baja california.

 

Desde 1995 el aumento del presupuesto de la Border Patrol fue gradual hasta llegar a casi mil millones de dólares en 1998 y fue durante la presidencia de Clinton, cuando se hizo el primer anuncio de desplazar a la Guardia Nacional, 10 mil elementos, hacia la frontera con México, lo cual no se realizó.

 

Luego, con el Operativo Río Grade liderado por zar antidrogas Barry McCaffrey, se intentó que ciertas partes de la frontera con México fueran enrejadas, pero el alto costo del programa y la airada reacción internacional hizo fracasar la idea.

 

La presión de McCaffrey dio por resultado la aprehensión y consignación en México del “zar antidrogas” mexicano, el General Jesús Héctor Gutiérrez Rebollo, quien luego sería sentenciado a 40 años de prisión (Donde murió en 2013) por presuntos vínculos con el capo Amado Carrillo Fuentes.

 

Entre los incidentes más bochornos de la historia donde se yergue el “Muro de la Tortilla”, destacó entre 2005 y 2006 el Proyecto Minuteman, que utilizó el nombre de los voluntarios que pelearon en el Siglo XVIII durante la Independencia de Estados Unidos, un proyecto que comenzó como vigilancia civil en la frontera  y terminó con las ejecuciones de al menos cinco personas.

 

PERROS DE RANCHO.

En México se dice que los perros de rancho se sueltan cuando hay problemas y se amarran cuando hay fiesta. Cuando Estados Unidos ha tenido requerimientos de mano de obra se han hecho planes “de buenos vecinos” y cuando el desempleo cunde se culpa a estos trabajadores,

 

Entre 1942 y 1964, Estados Unidos manejó el Programa Bracero (nombre con el que conocemos al Mexican Farm Labor Program) Fue un acuerdo binacional que patrocinó el cruce legal y temporal de poco más de  430 mil trabajadores provenientes de México fueron empleados en forma temporal hacia labores agrícolas, lo que incidió en poco más de un cuatro millones de permisos temporales de trabajo.

 

El plan inicial firmado por el presidente Franklin Delano Roosevelt y negociado con México, señalaba que los trabajadores mexicanos solamente podrían ocupar puestos de trabajo donde hubiera escasez de mano de obra y aunque se dijo que no había trato discriminatorio, pero los mexicanos solamente ocupaban los empleos de más bajos salarios y se le retenía el 10 por ciento de su salario, lo cual se entregaba hasta que salieran de los Estados Unidos.

 

En 1963, ante la falta de empleo, el Presidente John Fitzgerald Kennedy culpó a los trabajadores mexicanos del desempleo en EUA y aseguró que era inaceptable que extranjeros hicieran trabajos que deberían ser para estadounidenses, y en una de tantas acciones demagógica que ha tenido Washington hacia la inmigración de Mexicanos.

 

Los estadounidenses nunca tuvieron los trabajos de los jornaleros mexicanos porque los granjeros sustituyeron su mano de obra con sistemas mecanizados, pero la conclusión del programa disparó la inmigración ilegal de mexicanos, llamados desde mediados de los años 50, “wetbacks” o “espaldas mojadas”

 

DE MOJADOS A TERRORISTAS

Luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la administración del presidente George W. Bush se habló por segunda vez se reinició la construcción de un muro fronterizo, considerando que además de los aproximadamente 450 mil ingresos indocumentados anuales de mexicanos y centroamericanos que van en busca de empleo, peligra el ingreso de terroristas.

 

En 2003 incio la Operación Fin del Juego (Endgame) el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (Department of Homeland Security) y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) calificaron a la frontera de México como sitio por donde podrían ingresar terroristas y,m de hecho, según sus dichos, ya lo habrían hecho

 

La Operación Primera Línea (Operation Front Line) fue más que una operación exitosa, un acto de campaña para la reelección de George W. Bush,  pues solamente duró de 2004 a la toma de posesión para un segundo mandato, en 2005.

 

La Operación Primera Línea nunca manifestó su costo ni los beneficios para la seguridad interior que podría haber tenido, pero presuntamente “se enfocó en los infractores de inmigración que pueden haber significado amenazas a la seguridad pública o a la seguridad nacional».

 

Finalmente en su segundo mandato, Bush, firmó en octubre de 2006  la “Secure Fence Act”, Ley de la Valla de Seguridad, también conocida como  “Ley del Muro”,  para según su dicho, proteger “al pueblo estadounidense y hacer que las fronteras sean más seguras».

 

Lay llegó con  con unos nueve mil millones de dólares de presupuesto, que sería creciente hasta llegar a  15 mil millones en para 2008, pues además de la “valla de seguridad” se duplicó de seis mil a 12 mil el número de agentes de la Patrulla Fronteriza.

 

Además de miles de kilómetros de vallas metálicas dobles, se construyeron 81 kilómetros de muros en la frontera con el río Bravo en los condados de Valderde, Kinney y Maverick, desde las ciudades de Eagle Pass y del Río, vecinas de las coahuilenses Piedras Negras y Ciudad Acuña, y 140 kilómetros entre Columbus, Nuevo México, y El Paso, Texas frente  Palomas y Ciudad Juárez, Chihuahua, y 35 kilómetros en la frontera de Tecate, única ciudad entre California y baja California donde aún no existía valla o muro.

 

La valla llegó a 700 millas (mil 127 kilómetros) de malla en las partes que se calificaron de “lo más poroso” de la frontera con México y para 2010 ya cubrían más de un tercio de los tres mil 154 kilómetros de frontera, en un programa que la administración de Barack Obama continuó.

 

COMO DICEN UNA COSA…

Los programas que de cuando en cuando muestran a México y la migración desde Centroamérica como una gran amenaza a la seguridad interior, nunca han tenido una estrategia integral, no han servido para ordenar la inmigración, pero si han exacerbado el odio contra los mexicanos y centroamericanos e incrementado la violencia racial.

 

Desde 2001 más de 20 mexicanos ha sido asesinados por e agentes de la Patrulla Fronteriza, seis de ellos menores de edad, incluso en disparos a través del río Bravo, desde territorio de Estados Unidos hacia territorio mexicano, como el homicidio de siete balazos del menor mexicano de 15 años, Sergio Hernández Güereca, quien supuestamente agredió con piedras al patrullero fronterizo, Jesús Meza Jr quien disparó de El paso hacia territorio de Ciudad Juárez.

 

Desde 2013 se considera a la frontera de Estados Unidos con México, como la más vigilada del mundo y en 2013 la fracción senatorial del Partido Republicano pidió un presupuesto de 40 mil millones de dólares la construcción de un muro de  mil 200 kilómetros, emplear a 42 mil agentes armados,  adquirir aviones no tripulados y realizar redadas masivas en el interior de Estados Unidos.

 

El anuncio del presidente Donald Trump de enviar la Guardia Nacional a la frontera con México, es según el catedrático de la Universidad de Toronto, Walid Hejazi, “tácticas intimidatorias para forzar al Congreso (de EUA) para que pague por el muro y hacer pensar que su país está bajo la amenaza de un invasión de migrantes indocumentados.

 

NNNN

Anuncios

Artículos relacionados

No, pos sí… O sea que no

Anuncios Relacionado

Anuncios

López apaga la posibilidad de una Fiscalía independiente: El País.

Prefiere un “fiscal carnal”. Domingo 8 de julio de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -Tras la victoria de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones, la posibilidad de que exista una fiscalía autónoma que sustituya a la corrupta y mal afamada Procuraduría General de la Republica se apaga, pporque el nuevo Presidente apoya que no haya cambio. Un […]

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: