Anuncios

Anuncios

“Percepción Vs. realidad»…

Percepción: “Anaya es el indiscutible segundo lugar”.

Por: Agustin Ibarreche

Realidad: Por un lado, en muchos medios Anaya efectivamente es el indiscutible segundo lugar, avalado por gente con la autoridad moral y política para hacerlo, a lo que se suma su brillante participación en la Ibero y la manera en que evidenció a Lopez en el tercer debate, con lo que se ha posicionado como la opción para los que no queremos, a López, el cual claramente ya pactó con el PRI, aunque no nos queda muy claro cuál es el alcance de dicho “pacto”.

Todo esto suena muy bien, pero por otro lado, también es cierto que Anaya no cuenta con la simpatía de muchos panistas y la mayoría de los perredistas no se identifica con él, pero a muchos ciudadanos “de a pie”, nos gusta mucho como candidato porque es una persona preparada y que tiene los tamaños para enfrentarse a quien sea.

Percepción: “Meade de la noche la mañana rebasó a Anaya y está a solo cinco puntos de Lopez”.

Realidad: Últimamente se habla (y mucho) de un claro repunte de Meade, que si bien está con el Pri, con todas las fobias y filias que esto conlleva, para muchos es el candidato mejor preparado para dirigir el país y lidiar con personajes como Trump, además de que ya es de todos conocido el “aparato electoral” del PRI y sabemos del enorme oficio político y experiencia del partido, nos guste o no, el pri maneja los hilos de la política como nadie y cuenta con un apoyo importante de la gente “offline”, que no está en redes sociales y no inciide en las encuestas.

Hasta ahora, lo único que muchos tenemos muy claro, es que NO queremos que gane una opción que puede ser realmente desastrosa para México.

Percepción: “Lopez va muy arriba en todas las encuestas”.

Realidad: Me puse a revisar algunas encuestas y descubrí un par de datos bastante interesantes:

Voy a tomar como ejemplo la encuesta del periódico Reforma que ponía a Lopez con un 48% de intención de voto. Escogí en específico esta encuesta para que no digan que estoy usando una encuesta “cuchareada“.

Total de personas encuestadas: 1200

Porcentaje de rechazo de la encuesta 38%. Esto quiere decir que de las 1200 personas encuestadas, 456 no quisieron responder, Por lo que en realidad, Solo 744 personas participaron activamente.

De esas 744 personas, el 28% se manifestaron como “indecisos“, o sea que hay que descontar a otras 208 Personas, con lo que al final, de 1200 personas, solamente 536 manifestaron su intención de voto. Si consideramos que el 48% de esas personas manifestó su intención de votar por López, estamos hablando de que únicamente 256 de esas 1200 personas manifestaron votar por él, o sea, poco más del 21%…(eso suena un poco diferente al 48% que cantan los cuatro vientos). Como lo vengo diciendo desde el principio, la moneda sigue en el aire, no se dejen engañar.

Percepción: “Si el voto útil se divide, Lopez ganará las elecciones”.

Realidad: No sé si se han fijado que la pugna por el supuesto “segundo lugar” para ejercer el voto útil, está peor que nunca. Nos tienen bombardeados con información totalmente antagónica, es por esto que mucha gente, Incluido un servidor, estamos muy confundidos en cuanto a cómo ejercer el voto útil.

Volviendo a la encuesta que hoy estamos revisando, el 79% restante nos da un total de 948 personas, Entre las que se encuentra voto útil, voto oculto, gente que vota por Anaya y gente que vota por Meade, así como alguno que votará por el Bronco o incluso gente que vote por Lopez, pero que no lo quiera manifestar.

Suponiendo que de esas 948 personas, 148 se dividan entre votos para el bronco, boletas anuladas y algunos que piensan votar por López pero que no lo digan, nos quedarian 800 personas, Es precisamente en esta parte en donde hay que volver a plantear el “voto útil”, porque creo que hasta ahora, lo hemos estado viendo de la manera equivocada.

El peor escenario que podría presentar un “voto útil”, sería que éste estuviera totalmente dividido, en otras palabras, que tanto Meade como Anaya tuvieran exactamente la misma cantidad de votos, lo cual es muy poco probable.

Siguiendo este criterio, en el ejemplo anterior si se dividen los 800 votos en 400 para cada uno, aún así, ambos le ganarían a López por poco más de un 8% de diferencia (400 contra 356).

Con todo este rollo, lo que quiero decir es que si no quieres que Lopez sea presidente, tienes que convencer a la mayor cantidad de gente posible a que vote por cualquiera de los otros dos, ¡pero que vote!, está comprobado que desde hace 18 años, el tope real de López es de 32%. En resumen, si sales a votar, no vas a saber quién va a ganar, pero “ya sabes quién” va a perder.

Anuncios

Artículos relacionados

Nahle muestra su ignorancia en regaño a calificadoras

Pide tomar en cuenta que Pemex no ha pedido nuevos prestamos…. Pero la situación de Pemex haría difícil negociarlos 11 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Si Andrés López Obrador, el jefe de la secretaria de Energía de México, Rocío Nahle, no sabe que las calificadoras de riesgo son empresas privadas cuyo objetivo exclusivo es […]

Anuncios

Estabilidad financiera ha alejado a México del contagio del peso argentino: Hacienda

Sábado 15 de septiembre/ El Economista.- Los esfuerzos de estabilidad y de anclaje de las finanzas públicas y de la política monetaria fueron los que permitieron a México “navegar bien” por la crisis desatada en 2008, dijo José Antonio González Anaya. Para que México evite un contagio derivado de la crisis que enfrentan países emergentes como Turquía […]

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: