Conagua inicia “Año de Hidalgo” con decretos que levantan vedas

Engaña Conagua al Presidente con acuerdos que liberan la veda en zonas sin disponibilidad, para vender concesiones al fin de sexenio

Domingo 24 de junio de 2018/Efraín Klerigan/ Victoria, TAMAULIPAS. –La Comisión Nacional del Agua con la cooperación de organismos de agua estatales como el de Tamaulipas, dirigido por ex empleados de Conagua, inició la venta de concesiones sobre cuencas agotadas como las del San Fernando, el río San Juan y el Soto La Marina.

En los últimos 17 años la Comisión Nacional de Agua ha otorgado ilegalmente a influyentes concesiones ilegales del acuífero Victoria -Güemez, en déficit desde el 2000 el cual avanza año con año, y además ha propiciado un mercado negro de agua que se asegura vale más de 40 millones de pesos por año.

De acuerdo con la Ley nacional de Aguas desde 2000, cuando la relación entre recargas y agua concesionada llegó a cero, la Comisión Nacional del Agua ya no podría haber otorgado legalmente ninguna concesión, sin embargo, continúa otorgando agua a nuevos solicitantes, sin que haya argumentos legales para hacerlo.

“Si llegas a la delegación de Conagua con dinero en la mano no hay déficit que valga”, dijo un citricultor que tienen que comprar agua y aseguró que la venta no está prohibida por la ley, pero debería estar regulada.

Los caudales promedio de la cuenca alta del río Soto La Marina en el municipio del mismo nombre en Tamaulipas, no guardan una relación y mientras en la parte alta hay déficit, en la parte baja podrían darse más concesiones.

“Pero quitan la veda en la cuenca alta. El agua es para usarse, estamos de acuerdo, pero donde haya”, dijo un experto en la hidráulica de esta región tamaulipeca.

Ex funcionarios de la Comisión Estatal del Agua y de la Secretaria de Desarrollo Rural, aceptaron a pregunta expresa que esta situación del déficit que crece año con año y complica el abasto de agua de la ciudad, fue conocido por todos los gobernador desde 2000 y los funcionarios del área, pero se renunció a iniciar acciones legales por la amenaza de la Conagua de suspender las aportaciones para programas.

“Incluso se han ofrecido las concesiones para quien llegue con dinero en la mano, y se basan en los decretos del 5 de junio que levantan la veda en varios afluentes sin disponibilidad”, aceptó uno de los entrevistados.

No debieron levantar la veda en aquellas cuencas deficitarias. Muchos acuíferos en los decretos (del 5 de junio) al igual que varios ríos, por lo que no es correcto haber levantado la veda y menos ofrecer concesiones”, agregó la fuente.

En párrafo siete del Artículo 14 Bis 5 de la Ley de Aguas Nacionales subraya que es debe del Ejecutivo Federal asegurar que las concesiones y asignaciones de agua estén fundamentadas en la disponibilidad efectiva del recurso en las regiones hidrológicas.

Además del influyentísimo, muchos de los regantes originales del acuífero, los que recibieron las concesiones antes de que la disponibilidad entrará en déficit, se quejan de que se extrae mucha más agua de la que ampara la concesión con la finalidad de venderla a un promedio de 10 pesos el metro cúbico y que la Conagua ni vigila ni atiende las quejas.

En una solicitud de Transparencia número 1610100128317, la Comisión Nacional del Agua acepta que no tiene sistemas de medición ni llevan ningún registro de cuánta agua extrae cada concesionado.

Además, varios regantes se quejan de que quienes se dedican a la venta de agua extraen volúmenes mayores los que aparecen en cada título de concesión lo que además constituye un delito fiscal porque no se declara el uso y no se paga por esta agua.

No pagar los volúmenes de agua extraídos es causa directa para anular las concesiones otorgadas, según la Ley de Aguas Nacionales, y podría constituirse incluso en fraude fiscal.

El acuífero Victoria-Güemez ocupa los municipios Güemez, parte del Victoria y una porción del Hidalgo y las principales poblaciones además de esta capital de Tamaulipas, se ubican las de Güemez, Santa Engracia, Graciano Sánchez, Luz del Campesino, San Cayetano y Tierra Nueva.

l Acuífero Victoria Güemez, uno de los principales para abastecer el agua potable de esta capital, entró en déficit, destacan varios influyentes, aunque no pude decirse que haya habido dolo del solicitante, pero la Conagua sabía que no podía otorgarlos.

 

Anuncios