Ir a la barra de herramientas
Importante

Solalinde quiere «evangelizar» a zapatistas

Lunes 9 de julio de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -El sacerdote católico Alejandro Solalinde instó al Ejercito Zapatista de Liberación nacional a unirse a la cargada, que ya suma a cientos de políticos, empresarios y comunicadores que permanecieron «fieles» a Enrique Peña Nieto.

Molesto por los señalamiento del Subcomandante Marcos, quien ha manifestado una postura clara: “Podrán cambiar de capataz… pero el finquero sigue siendo el mismo”, Solalinde llama a los zapatista a la cargada, al milagro guadalupano de López.

Pero Marcos ha precisado que “ése no pierde.  No importa qué equipo gane o pierda, el dueño siempre gana”

Marcos.jpg

El argumento inteligente de Solalinde, sacerdote y asesor de López (en una mezcla política religión que a los lopistas se les da bien) es: «Busquemos juntos la transformación nacional» porque ya no tiene «sentido aislarse con la idea de todo o nada. 30 millones no se equivocan».

Se han equivocado más. Al menos 40 millones de los 66 millones que poblaban Alemania en 1939 y cinco millones de los 6.6 millones de austriacos apoyaron a Adolf Hitler, y se equivocaron es claro,

«Hago un llamado a los asesores ideológicos de los hermanos y hermanas zapatistas para que permitan el encuentro, el diálogo y la construcción del México que queremos. Podemos caminar juntos y unidos», dice el sacerdote quien piensa, sin duda, que solamente el Evangelio es la verdad.

Solalinde.JPGEl Sub había puntualizado: “Más extraño es que, cuando en la pantalla del marcador no se reflejaban aún los resultados, ni siquiera los parciales, el equipo contrario volvió a la cancha sólo para felicitar al triunfador… que todavía no era triunfador. En los altos y lujosos palcos del estadio estalló la algarabía y los colores de sus pendones eran ya los del equipo ganador. ¿A qué hora cambiaron de favorito? ¿Quién ganó realmente? Y sí, ¿quién es el dueño del balón?”, cuestiona Marcos.

La postura del Sub es clara, es la misma desde 1994, muestra poca evolución y poca contaminación y congruencia, también. Lo que resulta ridículo es un sacerdote católico que rechazó cualquier acuerdo con el actual régimen y que ahora se convierte en promotor, asesor, y evangelizador de López Obrador.

A %d blogueros les gusta esto: