Peña se despide y López lo quiere todo

OPINIÓN.

Martes 10 de julio de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -Mientras el virtual presidente y el equipo del futuro gobierno de Andrés Manuel López sufren de hiperactividad e intentan coptar todo el poder, el Presidente Enrique Peña Nieto advierte que todos somos corresponsables. el

Yo deseo, y hago votos (…) porque en los años por venir se siga consolidando ese México y esa Nación que tanto queremos para nuestros hijos, y de la que todos somos corresponsables”, declaró Peña Nieto este Martes.

Obligar al Secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo a celebrar su visita en la oficina de la calle de Chihuahua de López Obrador, parece una demostración de fuerza, lo es, pero tendrá una factura más grande de lo que piensa el macuspano.

La voracidad con la que intenta tomar la administración pública y el control del Congreso López Obrador, el exceso de declaraciones no pedidas, la reiteración de algunas promesas onerosas y la publicidad de sus amanuenses que afirman que podrían tener una mayoría metaconstitucional de 312 diputados y 79 senadores, debería ser preocupante.

Por lo pronto parece que nunca se ofreció el 787 en venta y que nadie querría comprar un avión modificado y que aún no está pagado, pero la promesa de tres años con solamente un cuatro por ciento de aumento, margen calculado de la inflación, parece imposible o incluye subsidios de al menos 20 a 40 centavos por litro, en promedio sólo el primer año.

Tales subsidios serían unos 50 millones de pesos por día adicionales al subsidio al Impuesto Especial de Producción y Servicios (IEPS) que ya se aplica lo que representaría llevarlos a casi el 100 por ciento de lo recaudado por ese impuesto a la gasolina, y bajar los ingresos fiscales en 52 mil millones de pesos.

Aunque el ganador de las elecciones presidenciales ha prometido crecer al cuatro por ciento incluso subir a crecimientos del cinco por ciento del PIB para la segunda mitad del sexenio, sin una buena negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y con subsidios al precio de la gasolina, un aumento de 500 mil millones de pesos al gasto social, no parece factible

Tampoco parece factible que van a tener más de 267 diputados y no los 310 que desean, y que no haya luna de miel con los poderes Judicial ni tampoco con el legislativo.

La Constitución señala que ningún partido puede tener más del ocho por ciento de representación en las cámaras por arriba del margen de votación.

Las sentencias SUP-JRC-235/2007 y sus acumulados SUP-JRC-236/2007 y SUP-JRC-237/2007 del Tribunal Federal del Poder Judicial de la Federación señala que  los límites de sobrerrepresentación no sólo se refieren a los partidos políticos, sino también a las coaliciones.

De tal forma el máximo de sobrerrepresentación es el ocho por ciento para la Coalición Juntos Haremos Historia, incluidos los votos que haya obtenido Morena como partido fuera de la coalición, por ser parte de esta.