El problema de México es que votó por ¡al diablo con sus instituciones!

En democracia la voluntad de la mayoría que vota pasa por la totalidad

12 de Julio/Panam Post. -Alrededor de 52 % de votantes mexicanos han votado: “al diablo con sus instituciones”. Eso, no otra cosa. Lo obtengan o no. Aunque realmente no son México. Ni siquiera más de la mitad de los votantes registrados. Fueron más de la mitad de los que votaron.

Además la distancia entre electo y el que le siguió fue abismal. Sin olvidar en que desde que las elecciones en México dejaron de ser un folclórico teatro de resultados previos e independientes a la votación tardó más una década en copiarle al antiguo PRI– esta fue la elección con mayor participación de electores. La coalición ganadora obtiene una amplia mayoría del legislativo y las gobernaciones. Y su primera fuerza es MORENA, partido de estricta obediencia al caudillo único.

En democracia la voluntad de la mayoría que vota pasa por la totalidad. Es la teoría democrática de la voluntad popular –no yo– la que atribuye a “México todo” lo votado por mayoría. Podemos discutir la teoría. No que esa, no otra, materializan el común de las democracias contemporáneas.

Aunque López Obrador no hubiera gritado en 2006 –cuando perdió– ¡al diablo con sus instituciones! –y sí lo gritó– Votar un caudillo de partido al servicio de su voluntad personal –empresa familiar bajo su patriarcado– es mandar al diablo las organizaciones y reglas que fungen de instituciones “formales”.

Más información: https://es.panampost.com/guillermo-rodriguez/2018/07/11/el-problema-de-mexico-es-que-voto-al-diablo-con-sus-instituciones/

Advertisements