Ir a la barra de herramientas
Importante

Plan 50: Poco conocimiento de Administración Pública.

Viernes 13 de julio de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -Propuestas como reducir 70 por ciento el personal de confianza y 70 por ciento el gasto de operación y reducir salarios de plazas que perciben más de un millón de pesos anuales, suenan muy republicanas, pero en realidad muestran un escaso conocimiento de la Administración Pública, su funcionamiento y las áreas que por fuerza debe cubrir.

La iniciativa de que ningún burócrata gane más de 80 mil pesos al mes, viene del personaje que en 2004 pagaba casi 63 mil pesos al “chofer del Tsuru”, Nicolás Mollinedo Bastar, mejor conocido como El Nico, cantidad que solamente aplicando la inflación acumulada entre junio de 2004 y junio de 2018, significarían 111 mil pesos mensuales.

En 2005 se descubrió que su entonces novia, Beatriz Gutiérrez Mueller quien era asesora en asuntos internacionales de Andrés Manuel López Obrador ganaba 68 mil 99 pesos, dos mil pesos menos que los secretarios y seis mil menos que el Jefe de Gobierno.

Si bien entre los empleados de confianza hay secretarios particulares poco útiles, choferes, secretarias particulares que a veces solamente saben hacer café y alguna función non sancta, la mayor parte de esos funcionarios son técnicos, analistas, ingenieros, biólogos, economistas, ecologistas, médicos, urbanistas y otros que se ganan a pulso su salario y gracias a los conocimientos que acumularon.

López, quien estuvo en su historia priista unos meses en el Instituto Nacional de Consumidor y antes había sido por breve tiempo delegado del Instituto Nacional Indigenistas en la Chontalpa, en Tabasco, donde ahora quiere meter una refinería en una región de humedales, desconoce en términos casi absolutos como funciona la Administración Pública Federal.

Si centralizar el área de comunicación es algo que debió haberse hecho hace muchos años, centralizar las oficialías mayores es un tontería mayúscula. Poco o nada tienen que ver los asuntos que trata la Oficialías Mayor de Gobernación con la de Relaciones Exteriores o la de Comunicaciones y Transportes; centralizar funciones comunes para reducir el tamaño de estas oficinas, sería positivo, centralizarla, no

También suena bonito eso de que “Nadie”, lo subrayo, Nadie, podrá utilizar aviones o helicópteros privados, muy bien ¿Y Protección Civil? ¿La Policía Federal? ‘Los funcionarios que deban atender una emergencia ¿Tendrán que hace fila?

Prueba de la inconsistencia del “Plan 50” es que quiere mandar las dependencias fuera de Ciudad de México, por ejemplo Aduanas a Nuevo Laredo y, pregunto, ¿Si la Inspección Aduanal tiene prisa por llegar a Tijuana, deberá tomar un vuelo a Ciudad de México y luego esperar el que vaya a Tijuana o manejar hasta Monterrey tratar de coincidir con uno de los dos o tres vuelos a Tijuana? ¿Si la Conafor tiene que desplazarse para atender un incendio a la Sierra, se van en autobús?

El plan ordena a empleados de confianza laborar de lunes a sábado y cuando menos ocho horas diarias, pero la mayoría trabajan eso y más,

Reducir a la mitad el gasto de publicidad del gobierno federal suena bien, pero me pregunto si le reducirán a la mitad a Televisa, TV Azteca, Ciro Gómez Leyva, López Dóriga y otros que lo apoyaron al menos en la recta final, y si las contrataciones de publicidad se harán con base a la audiencia real de los medios y no, como ahora, al cariño.

Las Jornada es el periódico que más dinero recibe del Gobierno Federal, es el periódico que ha apoyado a López Obrador, el periódico donde conoció a su esposa y la hizo funcionaria ¿Le reducirá a la mitad piublicidad y moches a Carmen Lira?

Otras propuestas suenan tristes, pero cierto es que en el pasado dieron origen a despilfarro: Desaparecerán las partidas para vestuario del presidente, sus colaboradores cercanos y familiares, dice, y bueno, con lo mal que se viste la que será la nueva pareja presidencial, darán pena ajena.

También suena bonito pero, la no adquisiciones de vehículos nuevos, los dejará viajando en chatarra, especialmente a funcionarios operativos, y la no compra sistemas de cómputo en el primer año de gobierno, atrasa tecnológicamente a la administración, especialmente las oficinas que operan digitalmente. Pero además, le va a pegar al mercado interno.

Y otra que suena bonito, pero es una tontería, porque hablarás de un gobierno con poquitos asesores, pocos técnicos y mal pagados, es la no contratación de despachos, consultores externos para elaborar proyectos.

Y finalmente entre las anodinas: En contrataciones internacionales preferir a empresas de países cuyos gobiernos castiguen de manera consistente las prácticas de sobornos o de corrupción, puyes son casi todos.

Y en cuanto a la revisión de contratos actuales con empresas nacionales o extranjeras que hayan sido otorgados mediante el influyentísimo o la corrupción, es absurdo lo que se dice, porque para saber si hubo corrupción o influyentismo hay que revisarlo primero o cómo van a saberlo…. Cosas veredes, Sancho.

A %d blogueros les gusta esto: