Informalidad frena salarios y crecimiento en México: BID

Martes 17 de julio de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. –La baja calidad de educación que tuvo México entre 1998 y 2014 y la proliferación de empresas informales, malas políticas impositivas, han desembocado en un mercado distorsionado  donde los salarios para técnicos y profesionistas son los que más se debilitan.

“Las tendencias son a la baja, sobre todo para los trabajadores con educación universitaria y preparatoria”, dice el nuevo libro de Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del BID o Banco Interamericano de Desarrollo.

La proliferación de tantas empresas informales deprime los salarios de todos los trabajadores, pero particularmente de aquellos con más años de escolaridad

Los salarios que más han caído en términos reales son los de los profesionistas, con hasta 40 puntos porcentuales en promedio, seguidos de quienes tienen educación media superior, que bajaron 20 puntos, dice una gráfica  del libro “Esfuerzos mal recompensados”.

“Dada la distribución por tipo y tamaño de las empresas, sólo se beneficia una minoría de trabajadores”, dice Levy.Levy.jpg

América Latina ha hecho mayores esfuerzos por integrarse a la economía mundial. México ha gestionado su economía prudentemente y ha invertido mucho en educación, pero es una de las economías de menor crecimiento de la región, dice Levy.

“La pregunta es ¿por qué? Encontramos la respuesta en la microeconomía, en políticas e instituciones que inhiben la productividad e impactan negativamente cómo interactúan las empresas y los trabajadores”, señala.

El libro argumenta que la principal razón del estancamiento de la productividad y, consecuentemente, del magro crecimiento económico de México es una persistente mala asignación de recursos públicos y privados.

“Cuando hay mala asignación, las empresas improductivas sobreviven y las productivas mueren o no crecen. Los trabajadores no se emplean en ocupaciones congruentes con sus habilidades, como el caso paradigmático del ingeniero que es chofer de taxi”.

Dicho de otra manera, sin una mala asignación, los mismos individuos con las mismas habilidades y educación, trabajando la misma cantidad de horas, invirtiendo la misma cantidad de dinero y con acceso a las mismas tecnologías, producirían más y México crecería más rápidamente, dice el informe.

Levy anota que en México el sector informal es mucho más que vendedores ambulantes y microempresas pues emás conforma el 90 por ciento de las micro y medianas empresas mexicanas y a 55 por ciento del empleo.

“Las empresas informales son en promedio 50 por ciento menos productivas que las formales, pero en un contexto de mala asignación, ambas sobreviven en el mercado. A pesar de muchas reformas, las empresas informales han crecido más que las formales, capturando una proporción mayor de la inversión y del empleo”, anota.

El subdirector del BID rechaza que sea falta de infraestructura pues la informalidad empresarial alrededor de la Ciudad de México –la región del país con la mejor infraestructura y el mayor acceso a servicios financieros- no es diferente que en el resto del país.

“Se han hecho muchas propuestas para acelerar el crecimiento en México, desde invertir más en infraestructura hasta mejorar la educación”, concluyó Levy. “Estas propuestas son positivas, pero como están las cosas, los esfuerzos invertidos en ellas serán mal recompensados.

Advertisements