“Esclavos” 341 mil mexicanos

Venezuela y Haití donde proporcionalmente hay más y, donde  la situación empeora

Viernes 20 de julio de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. –Unas 341 mil personas padecen “esclavitud moderna”, señala el índice global de esclavitud, el cual sitúa a Venezuela y Haití con el mayor índice, una tasa de 5.6 por cada mil habitantes.

El Índice de Esclavitud de la fundación Walk Free (Camina Libre) señala que en México se ubica en el undécimo sitio en América por su porcentaje de “esclavos modernos”, que es el 2.7  al millar (unas 27 personas de cada mil) y con casi 126 millones de habitantes en la actualidad, sumas las 340 a 341 mil personas.

En Venezuela, Haití y Cuba la causa de la vulnerabilidad de la población es el mismo gobierno, al menos para el 60 por ciento de las personas y en México la causa mayor es  la desigualdad económica y labora pero, el 69 por ciento de los habitantes del país se ha vuelto vulnerable a causa de los conflictos políticos, en primer término y la inseguridad en segundo

México es el tercer país con más habitantes en situación de vulnerabilidad a sus derechos civiles o económicos y hasta el 58 por ciento de los mexicanos padece alguna causa que lo esclaviza.

Aunque en México las medidas para atacar la vulnerabilidad non son del todo las adecuadas y deben mejorar, contrastan con lo que pasa en Venezuela y Haití, donde el gobierno es el que provoca que avancen los problemas y no tienen políticas para atajarlo.

Venezuela lleva tres años en decrecimiento económico y en junio tuvo un índice anual de inflación de más del 8,300 por ciento yt además tiene el mayor índice de homicidios en Amércia, hasta cinco veces supeiuor que México.

Walk Free considera que esclavitud moderna es desde la gente que es vendida y comprada en mercados públicos, como animales, los que son obligadas u obligados a casarse en contra de su voluntad y como cónyuges realizan trabajos forzados.

Igual, los que deben a trabajar clandestinamente en fábricas, barcos de pesca, campos agrícolas “con la promesa de un salario que a menudo se retiene, o en los lugares donde hombres y niños trabajan bajo amenazas de violencia”, como en las operaciones de narcotráfico.

Igualmente hay personas obligadas a prostituirse, a vender droga, a trabajar sin salario en minería, construcción, en tiendas, en granjas o en hogares como empleadas domésticas igualmente sin salario,  y quienes son llevadas “por la fuerza, coerción” a los lugares en donde se les obliga a realizar como esclavos esa actividad.

“Los minerales que los hombres, las mujeres y los niños se han hecho extraer de las minas encuentran su camino en cosméticos, electrónica y automóviles, entre muchos otros productos”, señala el documento índice de Esclavitud.

Indice.png