Incontenibles accidentes de tránsito

Velocidad, celular y alcohol las principales causas

Jueves 2 de agosto de 2018/Efraín Klerigan/Expreso. -Más de 80 mil personas han recibido atención médica debido a lesiones en accidentes con vehículos de motor o por atropellamiento, lo que representa un aumento este año, del siete por ciento con respecto a los seis primeros meses del año, señala el reporte de epidemiológica de la Secretaría de Salud.

“En México, los accidentes de tránsito siguen encontrándose entre las diez principales causas de muerte”, afirma el Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes.

Ya en 2017 se habían registrado cifras récord en accidentes de tránsito en vehículos con motor o por atropellamiento, pero este año en la entidades federativas que presentaron el mayor aumento en 2017, siguen creciendo.

Mientras en 2017 los heridos en este tipo de accidentes fueron 108 mil personas, para el sexto mes de este año ya sumaban 71 mil, entre peatones, motociclistas, choferes y ocupantes de vehículos de cuatro ruedas.

Los motociclista suman en el total de fallecidos un 20 por ciento, y se ha detectado que hasta un 10 por ciento de los conductores y la mitad de los acompañantes de los motociclistas, no utilizan casco.

Las causas principales son exceso de velocidad, distraerse al manejar por atender el celular u otro aparato, manejar bajo el influjo del alcohol o una droga y malas condiciones de la carretera.

Por tipo de usuario, los peatones son quienes concentran el mayor porcentaje de fallecimientos;

La mayor tasa de mortalidad en 2017 comparado con 2015 al año anterior, se registraron en Nayarit (+31.9 por ciento), Chihuahua (+23.9 por ciento), Zacatecas (+21.2 por ciento), Guanajuato (+15.7 por ciento) y Sonora (+14.1 ) mismo estados donde los egresos hospitalarios por este tipo de accidente aumentaron, con excepción de Chihuahua, donde disminuyeron un 10 por ciento.

“Si consideramos sólo los usuarios vulnerables de la vía, es decir, peatones, ciclistas y motociclistas, el porcentaje asciende al 65.4 %. Prácticamente, siete de cada diez muertos en México corresponde a estos usuarios.