AMLO manda a Conagua la que necesitaba para Semarnat.

Sábado 4 de agosto/Efraín Klerigan/MXpress, -Una ingeniera, Blanca Jiménez Cisneros, autora de más de 460 publicaciones sobre tecnologías para el tratamiento de agua potable, agua residual y reutilización; proyectos sobre el tratamiento de lodos y su revalorización; agua y salud, aguas urbanas, es la carta de Andrés Manuel López Obrador para la Conagua.

En la Comisión Nacional del Agua,  donde deberá atender la administración de las cuencas y las presas, los daños provocados por el cambio climático, la atención a las obras de infraestructura de riego, agua y drenaje, y vérselas con una de las burocracias más corruptas, nombran a una científica.

Blanmca Cisneros.jpegLa cabeza de sector de la Conagua, es la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, para la cual está propuesta una catedrática de Sistemas Jurídicos Comparados en la UNAM, Josefa González Ortiz Mena, una ecologista dominical.

La nueva directora de la Conagua, quien deberá luchar contra las mafias que metieron al Presidente Ewnrique Peña Nieto, con decretos que liberaban la veda en acuíferos sin recurso y la instralaban en algunos que tienen disponibilidad, para favorecer sus negocios, fue Presidenta del Colegio de Ingenieros Ambientales de México, de la Sociedad Mexicana de Ingenieros Sanitarios y Ambientales, de la sección Mexicana de la International Water Association y Presidenta electa de la Academia Mexicana de Ciencias.

En Tamaulipas este medio denunció que Conagua vende concesiones a particulares, pero impide a ciudades como Victoria acceso a la construcción de un nuevo acueducto, pese a que el estado es dueños de derechos de agua en la presa Vicente Guerrero.

El mercado ilegal de agua, que realizan los burócratas medios en todo el país, podría generar más de mil millones de pesos por año, y hasta el momento ninguna instancia gubernamental se ha atrevido a enfrentarlo.

Advertisements