Ir a la barra de herramientas
Importante

Absurdo dejar seguridad presidencial en novatos

Seguridad del Presidente es asunto de seguridad nacional: Expertos.

Martes 14 de agosto de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. –La seguridad del Presidente de los Estados Unidos Mexicanos incluye la seguridad de los dignatarios extranjeros que nos visiten y la de los principales funcionarios de su gobierno y no es un asunto de decisiones personales sino de Seguridad Nacional, advierten expertos.

En los últimos días la seguridad de López Obrador ha fracasado para evitar que al menos cuatro personas, en apariencia con deficiencias mentales, se hayan acercado al Presidente Electo lo suficiente como para haber ocasionado una tragedia.

Respecto a su seguridad, López dijo que habría un grupo de 20 personas que tomarían un curso y las cuales no tienen experiencia en la seguridad presidencial, en manejo de armas, en identificación de riesgos.

descarga (1).jpg

“El Presidente es el titular de la función representativa política de mayor amplitud. En sí, representa al pueblo de México en el cumplimiento de las funciones que le son confiadas. Es referente de certidumbre y estabilidad nacional”, subraya el abogado constitucionalista, Morelos Canseco.

El también Secretario Técnico de la Comisión de Puntos Constitucional de la LXII Legislatura del Senado, ex Secretario de Gobierno y ex abogado del Gobernador en Tamaulipas, coincidió con Bernardo Gómez del Campo, experto en protección de testigos, es directo de la Policía de Nuevo León y quien ha asesorado la formación de cuerpos de policía en México y Sudamérica, que relevar al Estado Mayor por un grupo de inexpertos, es un error

“Realmente es un absurdo, si bien es cierto que el Estado Mayor ha sido utilizado en exceso en los gobiernos pasados a tal grado de inmovilizar la dinámica social por dónde pasaba el Presidente, también lo es que lo importante representa mantener un ejecutivo vivo, sano y libre de cualquier contingencia al Jefe de la Nación”, dijo Gómez del Campo.

Ambos expertos advirtieron que el Estado Mayor no solamente le brinda seguridad al Presidente sino adquiere el compromiso de velar por la seguridad de otros jefes de Estado, líderes políticos y personalidades de primer nivel que visiten el País.

Según López Obrador, el Estado Mayor, que ha protegido a todos los presidentes desde Venustiano Carranza, y cuya reglamentación fue hecha por el presidente Manuel Ávila Camacho, militar de carrera, y quien sufrió un atentado (Él mismo desarmó al frustrado agresor) ha impedido hasta la fecha agresiones armadas contra el Presidente de México.

Un ex jefe escolta de uno de los gobernadores de Tamaulipas, quien pidió anonimato debido a que ahora trabaja para un empresario, consideró que fue precisamente la falta de experiencia y la falta de seguridad del malogrado ex candidato a Gobernador de Tamaulipas, Rodolfo Torre Cantú, lo que facilitó el mortal atentado del 28 de junio de 2010.

“En cualquier momento y lugar puede surgir el peligro y basta unos segundos de descuido de la seguridad para que una persona privada de sus facultades mentales o un sicario, provoquen una catástrofe”, dijo el jefe de escolta, quien tiene más de 25 años de experiencia.Estado-Mayor-Presidencial.jpg

Agregó que analizar los riesgos, evaluar por adelantado las locaciones donde estará el dignatario, darse cuenta de los movimientos que en un lugar donde hay mucha gente pueden hacer sospechoso a alguien, o determinar cuáles son los lugares desde donde podría surgir un tirador furtivo, no se aprenden en un curso rápido.

Gómez del Campo considera que la decisión de prescindir del actual Estado Mayor Presidencia, debió ser un término medio: Un Estado Mayor más delgado pero eficiente.

Canseco Gómez, dijo que cambiar a Estado Mayor por un grupo de inexpertos “es un error, por ser un riesgo que no es necesario tomar”

El constitucionalista y alguna vez jefe del Gabinete de Seguridad en Tamaulipas, durante una las épocas más violentas, consideró que disminuir los dispositivos de seguridad y protección personal del futuro Ejecutivo Federal sin contar con un estudio riguroso de la evaluación de riesgos que puede enfrentar, es una equivocación.

No se trata de debatir si la figura del Estado Mayor Presidencial debe seguir como hasta ahora, reformarse y reincorporarse a sus integrantes al Ejercito, la Armada o la Fuerza Aérea, sino de contar con un cuerpo profesional que se capaz de brindar protección y seguridad al próximo Jefe del Estado Mexicano en términos tales que se proteja la seguridad de la Nación, subrayó Canseco Gómez.

A %d blogueros les gusta esto: