Skip to toolbar
Importante

Suman 450 muertos por represión en Nicaragua

Urge OEA a Ortega a terminar con la violencia contra manifestantes

Viernes  24 de agoseto de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -La Comisión Intereamericana de los Derechos Humanos (CIDH) urgió al gobierno de Nicaragua  cesar la criminalización de la protesta y a respetar a las personas privadas de libertad y sus familias.

La Comisión que es parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) aseguró que a cuatro meses de iniciadas las protestas sociales en el país, y desde el 18 de abril pasado se contabilizan oficialmente  al menos 322 personas asesinadas, de las cuales 21 serían policías y 23 niñas, niños y adolescentes.

Sin embargo los datos de la oposición al Presidente Daniel Ortega y su esposa la vicepresidenta Rosario Murillo, es de que son al menmos 450 las personas fallecidas a causa de la violencia desatada por fuerzas paramilitares de Ortega.

El Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advierte la persistencia de la estigmatización y criminalización de la protesta social bajo cargos infundados y desproporcionados.

La CIDH insistió en la necesidad de que el Estado de Nicaragua proporcione las cifras oficiales y la información detallada sobre las personas detenidas ante la persistencia de la estigmatización y criminalización de la protesta social bajo cargos infundados y desproporcionados.

Aseguraron que persiste un grave problema de acceso a la debida defensa y el debido proceso para las personas acusadas,  violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de libertad y de sus familiares.

LÑa Comisión nota con preocupación que se continúa generando un contexto adverso para la protesta social a través de una estrategia de criminalización y estigmatización. Esto incluye la emisión de comunicados oficiales, así como declaraciones y pronunciamientos de las autoridades, que intentan promover un aparente clima de normalidad en el país, a la vez que estigmatiza a manifestantes, opositores, líderes sociales y defensoras y defensores de derechos humanos.

Afirman que las cifras de muertos aportadas por el gobierno de Daniel Ortega son inconsistentes. Y que entre junio y julio de 2018, el Estado informó sobre 37 personas fallecidas, en su mayoría agentes del Estado o personas afines al gobierno.

Posteriormente, en respuesta a las reiteradas solicitudes de información actualizada, Ortega reportó una cifra consolidada de 450 personas fallecidas entre el 19 de abril y el 25 de julio, pero aseguró que sólo 197 personas fallecieron como “víctimas del terrorismo golpista”; y 253 personas fallecieron por “muertes homicidas (actividad delictiva común), accidente de tránsito y otras causas.

Pese a la represión el pasado 18 de agosto miles de nicaragüenses volvieron a marchar en Managua en repudio a la represión del gobierno y reclamando la renuncia del presidente Daniel Ortega y su esposa.

La oposición considera que la represión al cumplirse cuatro meses de la peor crisis política del país ya dejó 450 muertos.

 

%d bloggers like this: