Plan Energético de AMLO mismo enfoque que López Portillo

Viernes 31 de agosto de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. –El plan energético del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tiene el mismo enfoque que el diseñado por Jorge Díaz Serrano para el presidente José López Portillo en 1976: Nacionalizar, subsidiar la gasolina, aumentar la producción de combustibles altos en azufre y olvidarse de las energías alternativas.

La insistencia de poner al petróleo como puntal del progreso, de retirarse de la Agencia Internacional de Energía (AIE) de acercarse acercarse a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de considerar a México como un puntal en la producción petrolera, son temas defendidos por López Portillo y señales que ha inquietado a las grandes petroleras que han invertido en México.

En 1976 no existía el término de energías alternativas y los reactores de viento y las células solares estaban aún a nivel de experimentación y no podrían figurar en un plan estatal, pero el del Tabasqueño ni siquiera ha contemplado el hecho de que México es uno de los países con mayor potencial para la energía eólica y solar.

La apuesta del Gobierno de AMLO será construir dos refinerías con un costo estimado de síes mil millones de dólares en Tabasco y Campeche, los cuales han sido señalados para construirse donde podrían dañar irreversiblemente dos zonas protegidas y un manglar.

López asipra a una producción de 300 mil barriles de combustibles diarios, para dejar de importar petróleo, pero esto obligaría a bajar a menos de la mitad las exportaciones de crudo que, son las que le generan valor a Pemex, mientras la refinación llega a ser deficitaria cuando se tiene que procesar crudo pesado.

López Obrador parece no haber comprendido que la reforma energética, aprobada en diciembre de 2014, es un enfoque que va más allá de Pemex, el petróleo y el gas y que se enfoca a la inversión en energía buscando la mayor posibilidad de inversión, por primera vez desde que la Expropiación Petrolera convirtió al “oro negro” en sinónimo de soberanía, orgullo y razón de ser del mexicano.

Este viernes, López Obrador confirmó la cancelación de las subastas de contratos para la exploración y explotación de petróleo y gas hasta que, según dijo, se revisen los contratos que han sido adjudicados a empresas privadas,  lo que ha provocado es la suspensión de inversiones que estaban en proceso.

“Ahora están suspendidas (Las subastas) hasta que se revisen los contratos”, dijo López Obrador en rueda de prensa

A mediados de julio, el regulador del sector petrolero difirió para el 14 de febrero del 2019 dos licitaciones de contratos petroleros y una subasta para buscar socios para la estatal Pemex que estaban programadas para septiembre y octubre a petición de la Secretaría de Energía.

También hay rumores de que López Obrador intentará desaparecer al órgano independiente regulador del mercado petrolero, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la cual se manifestó conforme con la suspensión de las subastas

Asimismo, insiste en regresar a Pemex a sus estatus de Paraestatal, en lugar del que tiene como “Empresa Productiva Nacional”, para que sea nuevamente cabeza del sector y regule el mercado de hidrocarburos y deje la premisa de tener que generar valor o utilidades en cada una de sus planeaciones, para vender gasolina subsidiada.

En México la principal fuente de contaminación son las fuentes móviles es la más alta en las cien principales zonas urbanas, abaratar el combustible podría redundar en mayor contaminación e incremento en las enfermedades de vías respiratorias, piel y tumores.

Equipazo.JPG