Ir a la barra de herramientas
Importante

Vive sequía más de mil 700 municipios del país

La situación podría mejorar en septiembre, pero no en la península de Yucatán

Martes 4 de septiembre de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -Mientras Las inundaciones siguen en el centro del país, en el resto del país, especialmente en el norte, en el Veracruz, Tabasco y norte de Chiapas y Oaxaca, un total de mil 100 municipios viven un clima anormalmente seco y  653 condiciones de sequía  de moderada a severa y si no llueve en septiembre, difícilmente habrá cosechas otoño – invierno 2018- 2019.

De acuerdo con el monitor de la sequía, Tabasco, el estado más llovedor del país, tiene el 20 por ciento de su territorio afectado por una sequía moderada y el 80 por una sequía severa, mientras en Chiapas, el segundo con mayor promedio histórico de precipitaciones tiene afectado el 86 por ciento de su territorio.

Aunque la sequía para el noreste y para parte de Durango debe ceder en otoño, las lluvias pronosticadas no parecen ser suficiente para la agricultura de temporal del ciclo otoño-invierno y la perspectiva de septiembre, octubre, noviembre prevé un acumulado mensual de lluvia por arriba del promedio climatológico sólo en el occidente y en Chihuahua.

En septiembre se esperan lluvias por arriba del promedio en la Península de Baja California, Sonora, Chihuahua, Aguascalientes, así como al occidente de Coahuila, norte de Durango, de Zacatecas y de Guanajuato, al suroeste de Querétaro y de Jalisco; en cambio condiciones por debajo del promedio se esperan en el centro-sur de Nuevo León y Tamaulipas, Tabasco, Península de Yucatán, noreste de Chiapas, occidente de Michoacán, de Guerrero y de Oaxaca. En el resto del territorio se esperan condiciones de lluvia acumulada mensual dentro del promedio.

A la fecha los estados con menos afectación por sequía son Aguascalientes (cero por ciento) Quintana Roo (45 por ciento) Guanajuato (92) Morelos (88) Ciudad de México (70, hasta el 15 de agosto) y Tlaxcala 66 por ciento.

El promedio de lluvia en octubre a nivel nacional es de 68.6 mm de acuerdo a la climatología 1981-2010. En octubre de 2018 se espera un acumulado de 84 mm, es decir, 22.5% por arriba del promedio mensual. Se espera precipitación acumulada mensual por arriba del promedio en la Península de Baja California, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Ciudad de México, Tlaxcala, Morelos, Oaxaca, así como en regiones de Coahuila, Nuevo León, Veracruz, Puebla, Michoacán, Guerrero, occidente de Durango y el suroeste de Tamaulipas y de Chiapas. En cambio, se pronostican condiciones por debajo del promedio en Tabasco, Campeche, noreste de Chiapas, de Yucatán y Quintana Roo. En el resto del territorio se esperan acumulados de precipitación mensual dentro del promedio.

En noviembre la lluvia acumulada mensual promedio es de 26.9 mm de acuerdo a la climatología 1981-2010. Para noviembre del 2018 se prevé una lámina de 33.5 mm, que representa un 24.5% por arriba de la media. Se espera precipitación acumulada mensual por arriba del promedio en Coahuila, Nuevo León, San Luis Potosí, Zacatecas, Aguascalientes, Durango, Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Guerrero, Morelos, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, occidente de Sonora y de Michoacán, noroeste de Oaxaca y oriente del Estado de México. Condiciones por debajo del promedio se prevén en Baja California, Península de Yucatán, así como en el centro de Chiapas y al sur de Tamaulipas y de Oaxaca. En el resto del territorio se esperan condiciones normales de precipitación acumulada mensual.

La cuenca del Grijalva-Usumacinta tiene escurrimientos anuales del orden de los 116 mil millones de metro cúbicos y en su cuenca se ubican dos de las tres principales presas del país (primera y tercera) de las cuales dependen los cultivos invernales.

En cuando a los estados de Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Durango, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas, las afectaciones van del 95 por ciento del territorio de Durango al 34 por ciento de Nuevo León, pero las anomalías en las precipitaciones han ido creciendo en el verano, que son los meses de más lluvia.

A %d blogueros les gusta esto: