AMLO acordó con Trump trabajo sucio con migración centroamericana

Olga Sánchez negó que se haya platicado algo más que apoyar el progreso.

Vocera del ICE dice que sí negocían

Jueves 13 de septiembre de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. – El presidente Donald Trump, notificó al Congreso estadounidense, que daría a México 20 millones de dólares para que reduzca el flujo de centroamericanos indocumentados para que no lleguen a su país, según afirmó el New York Times.

Con este programa, México sería responsable de detener y ofrecer una revisión judicial de los inmigrantes antes de deportarlos, señaló el NYT.

“Eso sería emplear a México para que le haga el trabajo sucio a Estados Unidos”, dijo en el programa radiofónico de Joaquín López Dóriga, el ex canciller mexicano, Jorge Castañeda.

El diario neoyorquino de circulación mundial, anotó que  Katie Waldman, una vocera del Departamento de Seguridad Nacional, dijo que el programa tenía el objetivo de ayudar a disminuir el flujo migratorio hacia la frontera de Estados Unidos con México.

Estamos trabajando de cerca con nuestros homólogos mexicanos para hacer frente a al número creciente de aprehensiones fronterizas —tan solo en este mes hubo un aumento del 38 por ciento en detenciones de familias— y para asegurarnos de que aquellos con pretensiones legítimas tengan acceso a las protecciones adecuadas, dijo Waldman según el NYT.

Este plan que se ha debatido en el seno del gobierno de Estados Unidos ya contaba con el apoyo del presidente electo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, refieren voceros de la Casa Blanca.

Olga Sánchez Cordero, quien presuntamente sería Secretaria de Gobernación de López Obrador, declaró a El Universal que “no se ha puesto sobre la mesa que México sea policía de Estados Unidos”.

Pero sí aceptó, Sánchez Cordero, que se ha platicado con Estados Unidos sobre el llamado “Triángulo del Norte”, nombre que refiere al problema migratorio que ocurre principalmente en Guatemala, El Salvador y Honduras, pero dijo que sólo en lo referente a detonar el desarrollo.

Lo que quiere Andrés Manuel es que la gente emigre a Estados Unidos por su gusto, no por necesidad, dijo Sánchez Cordero a El Universal.

Estamos trabajando de cerca con nuestros homólogos mexicanos para hacer frente a al número creciente de aprehensiones fronterizas —tan solo en este mes hubo un aumento del 38 por ciento en detenciones de familias— y para asegurarnos de que aquellos con pretensiones legítimas tengan acceso a las protecciones adecuadas, dijo Waldman as New York Times.

Filtraciones aseguran que para la llamada Alinaza para el Progreso que pretende López Obrador, Trump mpudo sobre la mesa el que México deportará desde su territorio a los centroamercianos que se encuentran aquí, que son al menos 17 mil.