Ibarreche.jpg

Opinión/ José Ibarreche

Jueves 14 de septiembre/ Mxpress.- La flamante Cámara de Diputados acaba de votar el salario tope de los servidores públicos, en otras palabras, nadie podrá ganar más que el presidente, (que son algo así como $105.000 pesos libres…(como si necesitaran votar, Basta con escuchar a Mario Delgado diciendo que a la reforma educativa “no le van a dejar ni una coma”.

Para los que creen que esto es una buena noticia, les informo lo que va a suceder con los funcionarios públicos, que será una de estas tres cosas:

1.- Como siempre ha sido más fácil premiar la mediocridad en lugar de combatirla, la gente realmente capaz, honrada y con estudios del sector público, es muy probable que migre al sector privado (no es falta de patriotismo, es simple oferta-demanda y la gente capaz y honesta, se irá a donde le paguen lo que realmente vale.

2.- cuando alguien dice que “se aplicará a todos por igual“, sabemos que lo que realmente aplica, es aquello de: “Hágase la voluntad de dios en las yuntas de mi compadre“, o aquella de: “todos son iguales, pero mis amigos son un poco más iguales que los demás“… desde ahorita les puedo decir que a la gente cercana al PG no la van a tocar, ni con el pétalo de un descuento, prueba de ello es que los mismos diputados y senadores “aplazaron” la reducción de su sueldo, por lo menos un año.

3.- Se va a reducir el “sueldo oficial” de los funcionarios públicos, (traducción: van a cobrar la mitad…pero van a robar el doble). en otras palabras, Martí Batres seguirá llevando al congreso sus “Tuppers” con arroz y chilaquiles, pero a lo mejor lo podremos encontrar los fines de semana en algún restaurante de Polanco, Junto con otros “austeros republicanos” (como Noroña, que es asiduo de “la casa portuguesa y se transporta en una camioneta Volvo del año).

¡Que comiencen los juegos del hambre!…(Y las clases de dictado).

Un comentario en «Que comiencen los juegos del hambre!…(Y las clases de dictado).»

Los comentarios están cerrados.