Torpeza de diputados morenos congelará ley de recorte de sueldos

  • Tope salarial sería de 54 mil pesos para funcionarios

Sábado 15 de septiembre de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -Los bisoños diputados de Morena parece que se metieron en un problema al aprobar a ciegas la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos sin modificar antes el párrafo III del artículo 127 de la Constitución y dieron pie a invalidar la reforma mediante el Amparo o la Controversia Constitucional.

Según los dichos que expresaron en tribuna, este salario no podría pasar de los 108 mil pesos, margen que el presidente Electo Andrés Manuel López Obrador, pero el párrafo III del artículo que reglamentó la ley aprobada, que no fue iniciativa de Morena, dice que ningún funcionario puede ganar más del 50 por ciento que el presidente de la República.

Ningún servidor público podrá tener una remuneración igual o mayor que su superior jerárquico; salvo que el excedente sea consecuencia del desempeño de varios empleos públicos, que su remuneración sea producto de las condiciones generales de trabajo, derivado de un trabajo técnico calificado o por especialización en su función, la suma de dichas retribuciones no deberá exceder la mitad de la remuneración establecida para el Presidente de la República en el presupuesto correspondiente, dice el párrafo citado del artículo 127.

Además el efecto será nacional y hay más de 100 mil funcionarios que serían afectados, sin contra los 220 mil funcionarios de confianza que según Morena van a despedir.

Las legislaturas de los Estados aprobarán las leyes de ingresos de los municipios, revisarán y fiscalizarán sus cuentas públicas. Los presupuestos de egresos serán aprobados por los ayuntamientos con base en sus ingresos disponibles, y deberán incluir en los mismos, los tabuladores desglosados de las remuneraciones que perciban los servidores públicos municipales, sujetándose a lo dispuesto en el artículo 127 de esta Constitución, señala el Artículo 115 constitucional en la segunda parte del párrafo segundo, inciso “e”.

La constitución considera remuneración o retribución toda percepción en efectivo o en especie, incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, comisiones, compensaciones y cualquier otra, con excepción de los apoyos y los gastos sujetos a comprobación que sean propios del desarrollo del trabajo y los gastos de viaje en actividades oficiales.

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha asegurado que fijará en el presupuesto para 2019 su salario en 108 mil pesos, de ser así, 54 mil pesos sería el tope, pero además habría un escalafón, pues los secretario deberán ganar menos que el Presidente y los subsecretario menos que los secretarios y los oficiales mayores menos, pues el mismo ordenamiento dice que nadie puede ganar más que su jefe superior.

El decreto no incluye a los funcionarios del Poder Judicial Federal, por lo que puede derivarse en que los poderes judiciales en los estados no tendrían que ajustar sus salarios y probablemente tampoco los magistrados del Tribunal Electoral, aunque sí los de los tribunales administrativos.