Skip to toolbar
Importante

¿Juicio de interdicción? ¿Está López en sus cabales?

¿Qué debemos pensar? ¿Qué el presidente electo del país es un mentiroso compulsivo que intenta seguir dividiendo a la sociedad mexicana para poder establecer una dictadura o que no está bien de sus facultades mentales y debemos iniciar un juicio de interdicción?

¿De dónde viene su postura beligerante? ¿De un incontrolable enfado porque todo el sector político no alineado calificó de tontería su declaración respecto que México está en bancarrota, o de que a estas alturas ya se dio cuenta de que el negociazo que planeaba con las pistas en Santa Lucía no lo podrá hacer?

Yo creo que es todo eso y algo más. Pero lo que sí es objetivo, es que la actitud muestra escasa capacidad para liderar en paz al país y para soportar los embates de una prensa incisiva, hiriente, a veces exagerada, pero mayormente crítica, como la ha tenido Enrique Peña Nieto por seis años.

¿Olvida que él mismo ha subsidiado por años a sitios de Internet y equipos de troles para putear a Peña, a los empresarios y a todo aquél que no se muestre redimido al lopismo? Lo que es claro es que no soporta una sopa de su propio chocolate.

Tal vez es el momento de iniciar un juicio de interdicción para que él mismo y sus médicos puedan demostrar que se encuentra con la capacidad mental necesaria para dirigir a un país.  Yo creo que no está capacitado, que tiene serios desarreglos mentales, que padece paranoia y que ante la frustración es vulnerable y dado a perder el piso.

Archundia y Asociados dice en su página web que la interdicción es el estado en que deviene la persona a quien se le declara incapaz de determinados actos de la vida civil y que es, por ello, privada de la administración de su persona y bienes. En este sentido general, interdicción e incapacidad son equivalentes.

El constitucionalista Morelos Canseco Gómez, ex secretario técnico de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, advierte que si como resultado de un juicio de interdicción, un servidor público de elección es declarado incapaz, habría efectos para desempeñar el cargo o para continuar en la función.

Una persona que ha sido declarada en estado de interdiccion no puede representar a otras en un cargo público, anotó Canseco Gómez

En menos de tres días, el ductor de la “república del amor” ha afirmado en forma agresiva y burlona, que tenemos 30 años sin crecimiento, que la prensa fífí debe desaparecer, que los medios se deben dedicar a la investigación, y que sólo su plan de gobierno podría salvar al país.

Con los nuevos insultos toma forma la escenografía de “la cuarta transformación”, de los cárteles de Hidalgo, Juárez y Madero que lo acompañan en sus ruedas de prensa,  y hace pensar que, la paranoia es apenas una de las complicaciones de un acendrado complejo de Aristóteles.

El complejo de Aristóteles se da por la necesidad irracional de imponer el propio criterio siempre, de llevar siempre la razón a toda costa. Se puede dar a todas la edades y es el caso de esos hijos rebeldes que se enfrentan a los padres o a sus profesores, o en los adultos que actúan con prepotencia sobre los demás.

La oposición, poca y desmembrada, debería comenzar a exigir que un equipo psiquiátrico de alto nivel examinen a quien tendrá en unos días el mando sobre la economía, las fuerzas armadas y como se ha visto, del poder legislativo.

%d bloggers like this: