Tren Maya nunca recuperaría inversión

Martes 25 de septiembre de 2018/Efraín Klerigan/MXpress. -El Tren Maya tendría que mover 16 millones de pasajeros por año con un boleto promedio de mil 100 pesos, sólo para poder recuperar la inversión sin generar utilidades durante 25 años, lo que significaría mover al 50 por ciento de visitantes de la Rivera Maya más otro tanto igual de pasajeros locales.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha estimado la inversión en seis mil millones de dólares, pero otras fuentes, como el periódico El Economista, estiman siete mil 800 millones de dólares, lo que da un promedio entre cuatro y cinco millones de dólares por kilómetro, contando el equipo.

Según la agencia oficial Notimex, la obra que se realizaría con fondos públicos, daría 20 mil empleos solamente en su inicio y permitirá contener la migración e impactará en el desarrollo económico y social de esa región.

López Obrador ha declarado que el proyecto contaría con inversión privada, pero para tener este componente, el tren debería producir un mínimo de 20 millones de pesos diarios, lo que significa mover al menos 40 mil 300 pasajeros por día, con boletos de unos 500 pesos en promedio, entre los tramos largos y cortos.

Hasta el momento no hay empresas internacionales especializadas en inversiones en transporte que hayan manifestado su interés, y la posibilidad de reunión una inversión de unos tres mil a cuatro mil millones de dólares entre inversionistas locales, parece lejana, especialmente luego del golpeteo al Proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco.

Ayer el presidente de la Asociación de Hoteles de San Cristóbal de las Casas, Miguel Ángel Muñoz Luna, dijo que: Chiapas (necesita) derrama económica, y nuevas oportunidades para generar empleo, que hasta el momento no las ha generado el turismo porque no se nos han presentado las condiciones, pero seguramente este tren traerá un gran beneficio en la infraestructura y comunicación.

El Tren Maya tendrá una ruta que unirá a cinco estados del sur del país: Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, con el fin de generar más empleos formales, redistribuir al turismo, reactivar la economía y atraer inversiones, además de unificar el circuito maya.

El Tren Maya pasaría por cuatro Áreas Naturales Protegidas: Calakmúl, Balám Kaax, Balám Kin y la Laguna de Términos y no hay hasta el momento un tendido de redes eléctricas de alta tensión y un abasto suficiente en la mayor parte del recorrido, lo que se convierte en costos no estimados.

El 90 por ciento del recorrido es por zonas que tienen grados de marginación de medio a muy alto, por lo que los costos del boleto tendrían que estar muy por abajo del promedio internacional o segregar a los turistas de los habitantes locales, mediante carros de ferrocarril de lujo y populares.

ANP PeninYucat4.gif

¿Proyecto muy barato?

Los costos de otros proyectos ferroviarios algunos de ellos ya iniciados, hacen pensar que el costeo para el tren maya es muy bajo, porque además de la falta de infraestructura, en la región no hay mano de obra especializada, y faltan líneas de energía, además que abundan los suelos blandos donde deberá haber cimentación.

De todos los proyectos de tresnes, Singapur / Malasia, Hong Kong-Guangzhou, Tel Aviv-Jerusalén, Melbourne-Brisbane, Mar Rojo-Golfo Pérsico, sólo el llamado Corredor Perú-Argentina que será un tren sobre todo de carga, pero también de pasajeros, que atravesará de costa a costa desde Argentina, Paraguay, Bolivia hasta Perú, es el único más barato por kilómetro que el Tren Maya

El proyecto también llamado Tren Biocéanico, contempla un ramal que conecta las cuencas del río de la Plata, Uruguay y Argentina el Paraná y el Amazonas en Paraguay, y la idea es que transporte enormes cargas de mercancías, que de otra forma tienen que ir hasta el canal de Panamá.

Actualmente en esa ruta hay un 50 por ciento de vías ya instaladas que solamente deberán modernizarse, mientras el Tren Maya habla de “usar derechos de vía”, pero tiene que tender vías de ferrocarril, desde la cimentación y compactación en mil 525 kilómetros.

Proyectos ferroviarios.jpg