Ir a la barra de herramientas
Importante

Fórmula para un país pobre con gobierno pobre: Nadie ganará más de 54 mil pesos

López no entiende la Ley que su mayoría emitió y que pone un tope de $54 mil a gobernadores, secretarios, directores o presidentes de organismos independientes.

Miércoles 3 de octubre de 201/EfraínKlerigan/MXpress. –El presidente elector, Andrés Manuel López Obrador, pensó haber definido “la fórmula para reducir los salarios de altos» funcionarios” del gobierno federal y aumentar el de aquellos que perciben menos ingresos.

“El que gane en el gobierno federal menos de 20 mil pesos va a tener aumento de sueldo; el que gane más de 100 mil ¡Para abajo! Esa es la fórmula”, dijo con chabacanería.

Con la ley, funcionarios que tienen a su cargos proyectos o manejos de ingresos o presupuestos de ciento de miles de millones, ganarán menos que el salario que según el nuevo acuerdo de libre comercio, deben ganar el 40 por ciento del personal de la industria automotriz mexicana,.

En una concentración en Guerrero, en la que al parecer mintió al público asegurándoles que ya había comenzado a hacer un censo para definir quiénes van a tener los programas sociales, sin decir qué organismo o personas lo hacen, cuál es la validez de dicho censo y cuánto costará, López Obrador aceptó que reducir salarios redundará en juicios laborales y amparos.

Así que aceptó que finalmente y dentro de algunos meses o años, será la Suprema Corte de Justicia de la Nacional la que defina su fórmula.

La reducción de salario sin el consentimiento expreso, por escrito y validado del empleado afectado, es causa para rescindir el contrato laboral por motivos imputables al patrón, en este caso, las dependencias de gobiernos, los organismos públicos autónomos, los poderes de los estados y sus organismos.

Además, por ser violatorio al Artículo 123 Constitucional, esta acción puede generar la solicitud de Amparo de la Justicia Federal contra el acto de determinadas autoridades.

Aunque este miércoles dijo que ganaría 80 mil pesos y no 108 mil como en otras ocasiones ha afirmado, aseguró que esa Ley es para para aplicarse en los tres Poderes y en los tres niveles de gobierno. Que se despidan los Regidores (municipales) acostumbrados a servirse con la cuchara grande. ¡Ya se acabó eso, no va a haber burocracia dorada, no va a haber gobierno rico con pueblo pobre!”, concluyo con uno de sus muchos lugares comunes y frases de campaña.

Pero además prometió regañar a los servidores públicos, voy a hablar con todos los servidores públicos, y les voy a leer la cartilla, les advirtió e incluyó a los de su propio partido.

Sin embargo, la Nueva Ley de las Remuneraciones de los Funcionarios Públicos, que presuntamente es reglamentaria de los artículos 127 y 75 de la Constitución, por las prisas y por los protagonismos de los diputados de Morena, se olvidó de adecuar el artículo 127, por tanto, del salario que se fije el presidente de la Republica, nadie podrá ganar más de la mitad.

Reformar el 127 requeriría algo más que la Cámara de Diputados, pues una reforma constitucional, además del Congreso de la Unión deben ratificarla al menos 17 de las 32 legislaturas estatales, lo que llevaría al menos unas semanas.

López se fijaría, según la información más conocida, un salario de 108 mil pesos, así que aplicando esa ley y lo que dice el párrafo III del artículo 127, ningún funcionario puede ganar más del 50 por ciento que el presidente de la República es decir, 54 mil pesos,.

La suma de dichas retribuciones no deberá exceder la mitad de la remuneración establecida para el Presidente de la República, dice el 127

Además, ningún servidor público podrá tener una remuneración igual o mayor que su superior jerárquico; salvo que el excedente sea consecuencia del desempeño de varios empleos públicos.

De no cumplirse estos requisitos no solamente serán los empleados públicos los que puedan ampararse, sino casi todos los mexicanos, ante el incumplimiento flagrante de la Constitución.

SAdemás de quitarles prestacion es a los funcionarios, hará que gente con doctorado y muchos años de experiencia en el cargo, le cobre la factura y se vaya a la iniciativa privada o, pero au, busque empleo en otro país.

Lo cierto es que con el tiempo el gpobierno pobre se llenará de funcionarios improvisados, como el agrónmomo que López mandará a dirigir Pemex, o mediocres, lo que se traducirá en mucho dinero mal gastado y un gobierno ineficiente que empobrecerá más al país.

A %d blogueros les gusta esto: