Skip to toolbar
Importante

Biólogo de AMLO condena al NAIM, pero no sabe de geología ni construcción, y confunde los datos

Viernes 5 de octubre de 201/Efraín Klerigan/MXpress. -Las imputaciones del biólogo Fernando Córdova Tapia, al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México están llenas de errores, omisiones, desconocimiento sobre el sistema de construcción y la geología de la zona, tema que no son de sus competencia.

El argumento más fuerte de los técnicos del presidente Andrés López Obrador es el presunto hundimiento de la zona, lo cual es falso, pues por su construcción en Nuevo Aeropuerto, se hundirá pero mucho menos que el actual aeropuerto internacional en funciones y que las actuales pistas de la Base Aérea de Santa Lucía.

La tesis del presunto conocedor de ecología, lagos y aeropuertos, es Diversidad funcional y ensamblaje de las comunidades de peces en humedales tropicales, pero habla de aspecto geológicos como el hundimiento del NAIM, si contar que las pistas del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Benito Juárez, no han dejado de hundirse y repararse desde 1930.

El presunto ecologista, quien tampoco es geólogo, alega que el ex lago de Texcoco es una de las zonas más bajas de la cuenca y se hunde entre veinte y treinta centímetros por año.

Es por esto que cada temporada de lluvias existen graves inundaciones en la zona oriente de la Ciudad de México. Por ejemplo, el 42 por ciento del terreno donde se pretende construir el aeropuerto se inunda frecuentemente.  Dice el “doctor” Córdova en su blog.

INFONAIM.jpg

Los expertos del presidente electo, hablan de temas que ya estánresuelstos en todo los documentos que el NAIM les ha entregado, como Reconocimiento del subsuelo y pruebas de laboratorio, documentos sobre la cimentación, en los que se determina que los hunfimiento serían controlables y no catastróficos.

Según el sitio http://www.aeropuerto.gob.mx/ el hundimiento del lago de esa parte del Lago de Texcoco se atemperó con drenajes y pilotes de control, un invento de la ingeniería mexicana que se utiliza escala mundial y que se usa exitosamente en cientos de edificios en Ciudad de México construidos sobre tierras fangosas.

Pero además existe un estudio geológico sobre el tema que concluye que en términos reales, significa que habrá hundimiento, que se va a hundir tantito, no tantote  ─Revista Geotecnia; Sociedad Mexicana de Ingeniería Geotécnica, Numero 238─ y deberá repararse las pistas con menor frecuencia que el actual aeropuerto.

La opción que ofrece Tasana –el ingeniero civil maestro, responsable del lado aire– se basa en la precarga, una de las nueve soluciones planteadas por el II-UNAM, dice la Revista Geotecnia

El nivel que tuviera la zona del NAIM ha sido elevado muy por arriba de los niveles de creciente del Lago de Texcoco, el cual no es más inundable que el mar en la zona donde se construyó el Aeropuerto de Kansai. Que está en una isla artificial.

Los pilotes de control, invento del ingeniero mexicano Manuel González Flores, se usan para evitar que los edificios desciendan acorde al hundimiento regional del sitio donde se encuentre el inmueble, en este caso, el NAIM se hundirá junto con todo el resto del Lago y de Ciudad de México.

Notimex emitió un despacho donde se presenta a Fernando Córdova Tapia, como el biólogo por la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y quien afirma al considerar que continuar con ese proyecto implicaría destruir un lago de mil hectáreas.

La afirmación resulta falsa debido a que el Lago de Texcoco en total  tiene 540 mil hectáreas y la zona donde se construye el NAIM tiene una superficie de cinco mil hectáreas, por lo que parece no haber estudiado la superficie.

Tampoco parece razonable la comparación con el drenaje profundo de Ciudad de México, pues está obra se construye muchos metros debajo de la superficie y por fuerza, a todo lo largo del área urbana donde enfrenta distintos tipos de suelo.

El presunto “doctor en ecología”, asegura que el En entrevista con Notimex advirtió que los empresarios responsables del proyecto, siempre reducen el impacto ambiental a simples trámites.

Esta información tampoco parece ceñirse a la realidad, pues el NAIM ha realizado 11 estudios diferentes sobre el impacto a diversos aspectos:

Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Regional, Resumen Ejecutivo/ Manifestación de Impacto Ambiental y resolutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental; Resolutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental;

Programa de Rescate de Fauna; Acciones para mitigar el Impacto Ambiental de la modificación de la hidrodinámica de los huedales presente en la zona del NAICM; Acciones de Monitoreo y Conservación de Aves; Plan de Monitoreo, Registro y Verificación de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero;

Protección Hidraúlica/ Sustentabilidad y Restauración Ambiental; Sustentabilidad y Restauración Ambiental; Programa de Monitoreo de Ruido Ambiental; Programa de Capacitación en Aspectos Ambientales y de Seguridad

De hecho en el blog fercordovatapia.wordpress.com se da nota de que toda esta documentación existe, y su alegato, en el blog, es a las leyes que rigen estas manifestaciones, no a que el NASIM no haya cumplido.

También habla de: la generación de gravísimos impactos ambientales y sociales. Esto genera un desgaste continuo en el tejido social de nuestro país, por lo que es urgente transformar esta situación. Es decir, su alegato se va sobre “el tejido social”, pero Córdova es biólogo no sociólogo.

En forma constante confunde las medidas del NAIM, por lo que puede considerarse que el estudio no está bien estructurado, por ejemplo, habla de una zona urbanizable de 375 hectáreas, pero el proyecto urbaniza 750 hectáreas.}

 

%d bloggers like this: