Ir a la barra de herramientas
Importante

Cuestiona El País bandazos de López Obrador

Viernes 5 de octubre de 201/EfraínKlerigan/MXpress. – Una catarata de anuncios tan controvertidos como ambiguos en temas como seguridad, justicia o austeridad, caracterizan los discursos de Andrés Manuel López Obrador desde que el presidente electo, cuestiona el periódico español El País en su sitio global.

Algunas de las propuestas que se han hecho en tres meses de la transición gubernamental tienen un mal encaje en el Código Penal actual, necesitan una reforma constitucional o simplemente son de complicada aplicación, señala la nota firmada por Jacobo García.

Recuerda que los temas de seguridad, justicia, austeridad, son de las principales con las quea Morena obtuvo unun triunfo histórico en las elecciones de 1 de julio de este año.

Algunas de las promesas se están esfumando y ocacionan desentcanto entre sus votantes, como la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia para esclarecer la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, la cual solamente tendrá un papel simbólico y sus decisiones no serán vinculante para la justicia penal.

López Obrador anunció esta semana la creación de una Guardia Civil que tendrá «un uso limitado de la fuerza» y para la que pidió la colaboración del Ejército. El presidente electo describió el nuevo cuerpo como «un Ejército de paz que nos tiene que ayudar a garantizar la seguridad interior y la seguridad pública», dijo en Tlatelolco. Sin embargo, no detalló ni la forma, ni el presupuesto, ni las funciones que tendrá o si con ello descarta por completo la creación de una Guardia Nacional tal y como prometió en campaña, dice El País.

El diario digital español subraya que el tema de las Fuerzas Armadas es uno de los tremas donde López ha sido más ambiguo y a pesar de que prometió que saldrían de la seguridad pública, ahora dice que no se puede prescindir de ellos

Igualmente, la llamada Amnistía quedó muy acotada conforme a lo prometió en su campaña, además la baja de salarios no debidamente reglamentada, y el despido del 70 por ciento de los trabajadores ha encontrado resistencia entre jueces y funcionarios.

Esta semana cientos de trabajadores del senado presentaron su renuncia ante la imposibilidad de recibir algunos de los bonos y ayudas con la que completan sus ingresos. Paralelamente, los trabajadores del instituto nacional de estadística (INEGI) o los magistrados de la Suprema Corte se han negado a bajarse sus millonarios salarios, sin que el presidente electo haya explicado cómo meterá en cintura a los funcionarios rebeldes

Nota completa en: https://elpais.com/internacional/2018/10/05/mexico/1538759216_065676.html

A %d blogueros les gusta esto: