Ir a la barra de herramientas
Importante

WSJ: Inversionistas ya desconfían del gobierno de López.

Las decisiones del presidente electo Andrés Manuel López Obrador como cancelar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco y realizar consultas públicas han desatado la desconfianza de inversionistas extranjeros, afirma el diario The Wall Street Journal.

El rotativo ve «improbable” una luna de miel entre Wall Street y el presidente electo de México, un nacionalista de izquierda, quien ha tomado decisiones anti empresariales incluso antes de asumir el cargo el 1 de diciembre», anotó Wall Street Journal en su edición de este domingo.

“Ha sido como un balde de agua fría … para quienes pensaron que AMLO sería pragmático”, dijo Marco Oviedo, economista jefe para América Latina de Barclays.

Como toda respuesta del equipo del presidente López, este lunes el octogenario, Javier Jiménez Espriú, quien estuvo a cargo de la cancelación del NAIM, fue anunciar que buscarán comprar o expropiar el 49 por ciento de acciones que privados tienen en el Aeropuerto de Toluca

Wall Street Journal anotó que el tipo de cambio y la bolsa mantuvieron niveles ascendentes mientras pensaban que López cumpliría su promesa de respetar la inversión privada, pero luego que canceló el NAIM e inició políticas populistas como las consultas públicas manipuladas, el criterio cambio.

“Creo que López Obrador ha mostrado sus verdaderos colores; ni siquiera ha asumido el cargo de Presidente y está mostrando una verdadera racha autoritaria”, dijo Walter Molano, economista jefe de BCP Securities

“Invertimos a largo plazo en México y nos está afectando, para ser sinceros”, señaló Paul McNamara, quien opera un bono de mercados emergentes para el administrador de activos suizo GAM Holding y señala que está analizando reducir sus activos mexicanos.

El WSJ, apuntó  que gestores de fondos de mercados emergentes están catalogando de riesgosas las inversiones en México o reduciendo la exposición, y podría comenzar una salida de capitales.

Alejandro Schtulmann, director de la firma de análisis de riesgos Empra, quien había ganado un contrato para hacer un análisis de riesgo para una compañía interesada en un proyecto de infraestructura energética de 100 millones de dólares, pero su contrato quedó en suspenso tras la cancelación del nuevo aeropuerto.

A %d blogueros les gusta esto: