¿Cuánto nos cuesta el show populista de López?

Jueves 6 de diciembre de 2018/Efraín Klériga/MXpress.-El espectáculo populista que ha montando López y sus secuaces no es gratuito, cuesta dinero a todos los mexicanos y costará mucho más aún.

La caída del dólar, el aumento de las tasas de interés, y la baja en la calificación crediticia, todo estos debido al efecto López Obrador, ha incrementado en 54 mil millones de pesos la deuda pública, que además con la cancelación del NAIM, las pérdidas en la venta del avión y el costo de las demandas laborales, podrían llegar a unos 500 mil millones de pesos agregados a la deuda.

Pero sí hay pérdida claras como los bonos del NAIM, el crecimiento de la deuda publica y su servicio por la caída del dólar y el crecimiento de la tasas de interés, hay otros que pasan inadvertidos, como los pagos a medios, especialmente de televisión, para que piten y repitan algunos hechos que ni siquiera son noticiosos.

Los bonos del NAIM se comparon el jueves con una pérdida 0.85 por ciento, a los 85.62 dólares en el mercado secundario, luego de retomar su operación Wall Street.

Es claro que el gobierno de Andrés López ha ratificado o al menos prometido ratificar los convenios de comunicación social que tenía con la televisión, la radio y medios nacionales, el gobierno de Enrique Peña.

También es claro que el presidente López cree no necesitar el permiso del Congreso para desincorporar bienes públicos y piensa que puede hacerlo sin

La cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) acumula ya una pérdida de 134 mil millones de pesos en los bonos, además de los 60 mil millones de pesos de dinero del erario publico invertido en esa obra, que se perderán por completo

Mantener el avión presidencial en el aeropuerto logístico de Boeing costará unos 12 mil dólares por semana, para que luego al venderse se le pierdan, respecto al costo de compra, entre 120 y 140 millones de dólares, y no se espera que se venda pronto pues el mercado para un avión modificado y por el tipo de fabricación, es sumamente reducido.

En cuanto a los demás aviones que se venderán nadie sabe cuántos son, que valuación tienen y en qué forma se venderán, y cuál es la modalidad que permite al señor López congelar su uso, lo que por demás propicia la corrupción, sino de López, lo que no sería raro, sí de su equipo.

Claudia Sheinbaum, compañera de andanzas cuando López, como Jefe de Gobierno, le compraron los segundos piso a Riobóo y asociados al doble del precio del mercado, ayer hizo su primer show populista al decir que quitaría las puertas y ventanas blindadas del despacho del gobernador de la Ciudad de México, por ella no las necesita… ¿Pero si necesitaba hacer espectáculo con nota pagada?