Ir a la barra de herramientas
Importante

Una crisis acotada de deuda que puede explotar

Sergio Negrete

Sin jurar el cargo como Presidente, López Obrador regaló una oportunidad de negocio a inversionistas probablemente aposentados en Nueva York o Londres.
Crisis de deuda. Es acotada, pero real.
La cancelación de Texcoco tendrá muchas secuelas, y costos que tomará años determinar, pero uno inmediato es el problema que ahora se enfrenta con los bonos emitidos para financiar el nuevo aeropuerto. Como todo lo relacionado con el abortado proyecto, una ironía es que pudo haberse evitado fácilmente.
Andrés Manuel López Obrador administró a su gobierno un formidable balazo en el pie desde el 29 de octubre, producto de lo que solo puede clasificarse como un capricho personal mal disfrazado de decisión política.
El arranque de una administración que tiene como pilar central “por el bienestar de todos, primero los pobres” quedará marcado en la historia por buscar satisfacer a tenedores de bonos internacionales, incluyendo fondos especulativos de deuda (mal denominados “fondos buitre”). Sus estrategas vieron que el entonces Presidente electo les presentaba una oportunidad de ganancia en bandeja.
Compraron bonos cuyo precio se desplomó por la decisión, listos para activar toda alternativa legal que les permitiera reclamar un pago inmediato y a valor nominal (sin descuento). Y una de esas alternativas es la cancelación de un proyecto explícitamente atado a esos instrumentos. Sin jurar el cargo como Presidente, López Obrador regaló una oportunidad de negocio a inversionistas probablemente aposentados en Nueva York o Londres.

Más información: https://www.arenapublica.com/blog-sergio-negrete/una-crisis-acotada-de-deuda-que-puede-explota

A %d blogueros les gusta esto: