Skip to toolbar
Importante

Apuros de Pemex y ocurrencias de AMLO generan incertidumbre en inversionistas

López crea pesimismo e incertidumbre y frena inversión foránea

14 de febrero de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – La preocupación por el Estado de Derecho y una agenda económica firme no supeditada a las decisiones gubernamentales sin una lógica, hacen pensar a los inversionistas que el riesgo para invertir en México va en aumento.

Como lo hace la petrolera venezolana Pdvsa, Pemex busca dinero con prestamistas para recaudar potencialmente unos 7,000 millones de dólares en financiamiento bancario “en un intento por eludir a los inversionistas de bonos que exigen una mayor prima debido a la deuda de México, la incertidumbre política y una reciente baja de calificaciones.

Una encuesta del Bank of America Merrill Linch dice que 70 por ciento de los gestores de inversiones opina que, México perderá su grado de inversión entre el 2020 y el 2021, lo que conllevaría a una crisis económica que podría ser estructural.

“El ‘pesimismo de los inversionistas sobre México incrementó después del recorte de calificación de Pemex’ que dirigió la agencia Fitch, consigna una encuesta entre administradores de inversión consultados por Bank of America Merrill Lynch (BofA-ML)”, cita el periódico El Economista.

Los inversionistas están preocupados por la decisión del Presidente de dar prioridad al negocio menos rentable de refinación de petróleo en lugar de impulsar la inversión extranjera en el sector de exploración y producción de petróleo y gas de México. Señala Reuters

Bofa-ML recortó en enero su perspectiva de crecimiento a solamente el 1.0 por ciento, mientras otros observadores  prevén que la inflación no llegar al objetivo del Banco de México (Banxico) de 3.5 por ciento.

Desde la primera semana de noviembre pasado el Fondo Monetario Internacional advirtió que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y las declaraciones del entonces aún Presidente Electo, generaban incertidumbre entre los inversionistas.

Sin embargo de no conseguir Pemex el financiamiento que busca y no logar el gobierno de Andrés López Obrador sus metas económicas de dólar a 19 pesos, barril de petróleo en un promedio de 55 dólares y una inflación del 3.5 por ciento, la economía mexicana se complicaría hacia julio o agosto de este año.

La falta de un plan de inversiones en Pemex, la cancelación de inversiones en el sector eléctrico y las decisiones del Presidente López que debilitan el Estado de Derecho, podrían adelantar la baja de calificación para México.

El miércoles, el Partido Acción Nacional El PAN solicitó al presidente de la República, garantizar el Estado de derecho para no ahuyentar la inversión extranjera y dar certidumbre a los mercados, y le exigieron claridad a las decisiones.

“(…) queda claro que durante los primeros 75 días de su mandato, el Ejecutivo Federal no ha querido asumir los costos políticos que implica administrar un país, pues en lugar de tomar decisiones de autoridad o de jefe de Estado para atender y resolver las demandas o conflictos sociales, ha dejado que los mismo crezcan y se compliquen”, advirtió Acción Nacional.

La crisis en Venezuela y las sanciones de Estados Unidos empuja a una virtual quiebra de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) lo que empuja por el momento los precios internacionales a la alza, pero en unos meses una caída del precio es previsible.

La Agencia Internacional de Energía advierte que Estados Unidos aumentará en 2019 su producción de petróleo crudo en tal cantidad (13 millones de barriles diarios en total) que dicho aumento será mayor a la producción actual de Venezuela.

El medio especializado Economía Hoy, señala que el crudo de Estados Unidos empieza a robar clientes en Europa a la OPEP y que el petróleo de Estados Unidos seguirá ganando terreno entre clientes de la Comunidad Europea y una posible sobreoferta a final de año hará caer los precios.

%d bloggers like this: