Ir a la barra de herramientas
Importante

López da poder, negocios y el control policiaco del país a Fuerzas Armadas

Por sus sueños de dictador, López tienta al ejército a dejar de ser el cuerpo leal a la constitución y convertirse en la preimera fuerza política para que lo apoyen

17 de febrero de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Durante 18 años Andrés López Obrador criticó que se le diera a las fuerzas armadas permanentes la tarea de reforzar la seguridad pública, pero desde que tomó posesión inició un acercamiento con las fuerzas castrenses que ha derivado en intentar otorgarles el control absoluto de la seguridad pública, la recaudación en el aeropuerto de Santa Lucía y el control de los aeropuertos y del tráfico aéreo.

“Este nuevo aeropuerto va a estar administrado por la Secretaría de la Defensa, desde luego con la normatividad de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero la renta, los beneficios del nuevo aeropuerto civil de Santa Lucía van a ser transferidos a la Secretaría de la Defensa para fortalecer las finanzas de esta institución tan importante para el desarrollo de nuestro país”, declaró López el 10 de febrero.

Nadie más que un mesiánico puede bautizar a su gobierno la Cuarta Transformación sin esperar el juicio histórico, señaló The New York Times

En pocas palabras, no solamente les da poder sino negocios: Les otorgó un contrato de 70 mil millones de pesos con la construcción del aeropuerto de Santa Lucía y además ingresos por unos 94 mil millones de pesos anuales, adicionales al presupuesto para este año que es de 93 mil millones de pesos, con lo que el gasto militar llegaría a un punto del PIB, su nivel histórico más alto en 70 años.

El presidente no solo no los regresó el Ejército a los cuarteles, sino que los metió al Palacio Nacional. Está gobernando con ellos como no lo había hecho ningún presidente mexicano, desde que el general Manuel Ávila Camacho, el último de los militares revolucionarios en ocupar la silla presidencial, entregara en 1952 el gobierno a un civil: Miguel Alemán, señala El País

Con el tráfico aéreo a cargo de los militares, lo que solamente ocurre en Corea del Norte, Cuba  y Venezuela, el presupuesto de las fuerzas armadas sería similar al gasto militar de países como China y Rusia, y México sería de lleno una dictadura militarizada.

En campaña, López calificó a las fuerzas armadas como represor del pueblo, dijo que no usaría la ley de Seguridad Interior la cual legalizaba las actuaciones del Ejército y de la Marina en tareas de seguridad publica y se quejó de abusos en retenes y operativos militares.

Vea también: https://www.etcetera.com.mx/opinion/las-frases-mas-inverosimiles-y-disparatadas-de-lopez-obrador-en-dos-meses-de-gobierno/

Con un gobierno de “socialistas” ricos, en cuya declaración han ocultado bienes para aparentar no ser fifís, como llama López a quienes tienen altos ingresos, López perfila una dictadura cubierto por el Ejército y una guardia paramilitar, un caso similar al chavismo de Venezuela, con cuya línea ideológica comparte similitudes y acuyo gobierno, ha dado apoyo político.

Pero 24 horas después de haber asumido la Presidencia, el 2 de diciembre pasado, López anunció que el Ejército seguiría a cargo de las tareas de seguridad pública, al menos mientras se formaba una Guardia nacional, la cual resultó ser un cuerpo paramilitar con un mando dentro del Ejército Mexicano.

Medios como El País o el New York Times cuestionan que el presidente que prometió “sacar al Ejército de las calles”, sea ahora el que más poder le ha dado a las fuerzas armadas.

Vea también: https://mxpress.mx/2019/02/11/ilegal-que-sedena-construya-y-opere-aeropuerto-civil-en-santa-lucia/

“El Ejército no está preparado para esta función (Seguridad Pública) es otro su encargo, es defender la soberanía nacional y no debe de seguirse exponiendo al Ejército, es una institución que debemos de cuidar todos, no socavar”, dijo López en campaña, según cita el medio internacional El País.

“Tenemos que ir regresando al Ejército en la medida que se va profesionalizando la policía. Ese es mi plan, creo que nos va a llevar seis meses ir regresando al Ejército para que sea la nueva Policía Federal la que se haga cargo de garantizar la tranquilidad y la seguridad pública”, agregó el Presidente.

https://youtu.be/B_ENlNpi-oc Capturalps.PNG

Además el Ejército no solamente estará en las calles sino que tendrá completamente a su cargo la tarea de la seguridad publica en todo el país, sin tener que coordinarse con policías estatales y municipales, porque éstas desaparecerán y la única vigilancia que habrá en todas las calles, plazas públicas, carreteras, brechas y todos los lugares del país, será la del cuerpo paramilitar llamado “Guardia nacional”, cuyo mando lo tendrá la Secretaría de la Defensa Nacional.

Estudiosos como Gregory Weeks, especialista en estudios latinoamericanos de la Universidad de Carolina del Norte, han calificado a López Obrador de mesiánico, término que signfica, según el diccionario de la real Academia Española, tener un confianza inmotivada o desmedida en convertirse en un agente bienhechor.

A %d blogueros les gusta esto: