“Guardia Nacional” o la lucha de López por apuntalar una dictadura

  • Pide Morerna inmunidad para los delitos que cometan los militares y el uso de armas de alto poder, para una vigilancia policíaca.
  • Solamente el presidente López y su partido apoyan la creación de un cuerpo paramilitar
  • Expertos en seguridad, juristas, organismos de derechos humanos y hasta la ONU, advierten el peligro de dar a militares la seguridad pública, pero Morena insiste en que se necesita una policía militar que use armas de alto poder y anule a las policías civiles.

18 de febrero de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – En el Senado de la República inició la lucha de Andrés López Obrador por cimentar su dictadura, acabando con las policías estatales y municipales e instituyendo una policía nacional militarizada, que use armas de alto poder y tenga al mismo tiempo la vigilancia preventiva y la facultad de ser una policía ministerial.

Para Morena y sus principales representantes como Ricardo Monreal, votar el decreto para crear una fuerza paramilitar es urgente y necesario, porque además restaura el fuero militar, de manera que las autoridades civiles no puedan juzgar delitos cometidos por integrantes de las fuerzas armadas.

En tanto la Guardia Nacional Desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, la Fuerza Armada permanente (sic) seguirá prestando su colaboración para la seguridad pública”, dice el Artículo Cuarto Transitorio, del dictamen que Morena pide aprobar.

Tal iniciativa se combina con un artículo que concede a las fuerzas armadas la participación dentro de la Guardia Nacional, pero los hace inmunes a penas por delitos que cometan, sean homicidios, desapariciones forzadas o cualquier otro que cometan en el desempeño de su misión.

“La guardia nacional son las fuerzas armadas realizando funciones policiacas. Basta leer el dictamen que modificó la iniciativa para darse cuenta de ello. En las sociedades democráticas,  el uso legítimo de la fuerza tiene que ser completamente civil”, tuiteó, José Ramón Cossío.

La voz el ex ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación define lo que piensan todos los expertos en la materia, los legisladores de la oposición y los organismos multinacionales, y solamente Morena y el presidente Andrés López Obrador apoyan erigir un cuerpo paramilitar, para el cual, ilegalmente, ya están reclutando aspirantes.

Senadores del PAN, PRI y PRD se han opuesto a la iniciativa, al considerar que atenta contra la Constitución y contra los derechos humanos, pues en el dictamen se han borrado obligaciones como respetar la perspectiva de género o supeditar cualquier acción a la protección y promoción de los derechos humanos-.

Jan Jarab, representante en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humano, Michele Bachelet, dijo que no queda ninguna duda sobre “el efecto desastroso de la militarización de la seguridad pública en México en términos de derechos humanos”

Casos de ejecución extrajudicial documentada en el caso Tlatlaya o el de los estudiantes del Tecnológico de Monterrey, muestran que al ejército se le daría un cheque en blanco para incurrir en tortura, delitos sexuales, desaparición forzadas y ejecuciones extrajudiciales,

“Casos de desaparición forzada por integrantes de las fuerzas armadas, como es el mismo caso Radilla hasta la ola de más que 30 desapariciones forzadas en Nuevo Laredo, entre febrero y mayo (2018) una ola que fue materia de una audiencia apenas la semana pasada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Ver: http://www.hchr.org.mx/index.php?option=com_k2&view=item&id=1208:palabras-de-jan-jarab-representante-en-mexico-de-la-onu-dh-durante-la-audiencia-sobre-estrategia-de-seguridad-guardia-nacional&Itemid=395

El representante de la ONU, dijo que genera dudas la participación de policías militares y navales, en un cuerpo que además tendrá facultades de policía investigadora, “pues no son corporaciones especializadas en el combate ni en la persecución o investigación de los delitos”

El que los elementos militares conformen la mayor parte de la composición de la Guardia Nacional, dijo Jarab,  “haría que la lógica del conjunto sea militar y no el de una corporación civil”.

Esta lógica militar a la que se refiere el representante de Michelle Bachelet, cobra fuerza al definir la propuesta de Morena en que la línea de autoridad estará sometida a la Secretaría de la Defensa Nacional, lo que dice, “hace casi imposible pensar que la lógica sea distinta a la militar”.

Aunque el presidente López se refiere a los expertos en seguridad pública y a los organismos de la sociedad civil como grupos de poder que pasan por alto los intereses del pueblo raso, y lo tratan como si no existiera, “como si fuera tonto”, las condenas a su guardia nacional vienen de todos los partidos y todos los sectores

La reacción de López, se debe a que “especialistas, analistas y representantes de organizaciones de la sociedad civil llamaron al Senado de la República a no aprobar la minuta que crea la Guardia Nacional y modificarla para integrar un dictamen que priorice el mando civil, el fortalecimiento de las instituciones y capacidades locales”

Incluso ahora hay versiones de que los diputados que se opusieron a votar a favor de la Guardia nacional, han enfrentado ya reacciones violentas, entre las que se podría contar el atentado contra Pedro Carrizales, Elk Mijis.

Según Morena, si las fuerzas armadas han cometido violaciones en el pasado, no fue por culpa de ellas sino de las autoridades civiles que les han instruido de cometerlas.

“En materia de derechos humanos el recibir una orden de cometer una violación de derechos humanos no es una excusa, ni exime de responsabilidad a quien la comete”, advierte el representante de la ONU.

“Tras analizar la minuta de #GuardiaNacional y el ejercicio de #ParlamentoAbierto, las y los legisladores de oposición consideramos que la minuta tiene deficiencias en materia de Derechos Humanos, federalismo, convencionalidad y constitucionalidad”, dijo la senador Claudia Ruiz Massieu, también presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del PRI

Acción Nacional instó al Gobierno Federal a buscar la opinión experta de organismos jurisdiccionales y multinacionales.

“Debemos señalar que los criterios que pudiera establecer la Corte Interamericana a partir de la consulta no solo beneficiarían a México, sino a otros Estados miembros de la OEA”, dijo Acción Nacional.

La panista Kenía López rabadán, insistió sobre la conveniencia que el Estado Mexicano solicite una Opinión Consultiva a la Corte Interamericana y recordó que no sería la primera vez que México acuda a este órgano, pues ya lo ha hecho en dos ocasiones anteriores.