MXPress

López reformaría constitución para llevar a la picota a Expresidentes

Anuncios

Con su típico «si el pueblo lo quiere», realizaría consulta nacional para que presuntamente el pueblo decida si hay o no juicio político para los expresidentes de salias a Peña.

20 de febrero de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -El presidente Andrés López Obrador aceptó que seguiría haciendo presuntas denuncias de corrupción contra ex presidentes y funcionarios de otras administraciones, sin presentar pruebas ni iniciar las carpetas de investigación conducentes y en dado caso pondría a consulta popular para saber si se les lleva a Juicio Político, para lo cual reformará la constitución.

«Soy partidario de hacer un juicio al régimen neoliberal más que encarcelar a estos personajes porque eso nos llevaría a la confrontación a quedarnos empantanados en el pasado», según Notimex, eso fue lo que respondió al ser cuestionado sobre la consulta para llevar a Juicio Político a expresidentes.

Para poder llevar a Juicio Político a los expresidentes tendría que reforma el Párrafo 3° del Articulo 35 de la Constitución, el cual impide que sean objeto de consulta popular “la restricción de los derechos humanos reconocidos por esta Constitución; los principios consagrados en el artículo 40 de la misma”.

López acusó en enero a todos los expresidentes, desde salinas (1988-1994) hasta Enrique Peña Nieto, de haber tolerado y estar enterados quiénes y cómo robaban combustible, aunque hasta la fecha, 40 días después, no se han presentado pruebas de dicha complicidad.

“Las autoridades sabían. Tolerancia, vamos a decir, de todos, omisión. Lo sabían todos, desde Fox, quién le siguió, Calderón, todos(…) Es evidente que se sabía, tan se sabía que el sistema de información lo encontramos establecido, no así el sistema de información sobre homicidios o robos”, acusó el 9 de enero.

Realizar juicios políticos basados en una consulta sería jurídicamente invalido, debido a que actitudes presuntamente ilícitas o delitos no consignados en su momento, serían juzgados por una ley nueva, que en esta caso tendría la retroactividad que proscribe la Constitución Mexicana y el derecho internacional.

“Zedillo promueve la privatización de los ferrocarriles y termina su mandato y se va a trabajar de asesor a una de las empresas que se beneficiaron con la privatización de los ferrocarriles nacionales. Se rescata a los bancos con el Fobaproa y también trabaja en uno de los bancos rescatados”, afirmó López sin decir cuál banco y en qué forma había sido rescatado.

Aunque López Obrador ha ofrecido disculpas públicas a los expresidente Zedillo y Calderón, el daño moral derivado de estos, la violación a la presunción de inocencia y el delito de encubrimiento, en su caso, por no haber incoado las denuncias correspondientes, dan lugar a responsabilidades civiles y penales.

“No se vio bien, no es ético. Zedillo promueve la privatización de los ferrocarriles y termina su mandato y se va a trabajar de asesor a una de las empresas que se beneficiaron con la privatización de los ferrocarriles nacionales”, dijo López, para suavizar las imputaciones penales debido a que no habpia tal conflicto de interés.

El mandatario federal que espera que su propuesta para reformar el artículo 35 constitucional para que no haya obstáculos y los ciudadanos puedan exigir que estos ejercicios se realicen y sean válidos.

Según Notimex, López declaró que desea que se pregunte a los ciudadanos si quieren enjuiciar a Carlos Salinas porque entregó empresas públicas a particulares; a Ernesto Zedillo por el Fobaproa; a Vicente Fox por traidor a la democracia; a Felipe Calderón por convertir al país en cementerio y Enrique Peña Nieto por corrupción.

López ha sido cuestionado por expresidentes y otros funcionarios a quienes en sus conferencias de prensa mañanera ha acusado de corrupción, tráfico de influencias, otorgar contratos irregularmente, sin presentar prueba alguna hasta el momento ni hacer las acusaciones penales a que estaría obligado como titular de la Administración Publica Federal.

A Felipe Calderón lo acusó directamente de “conflicto de interés” por haber formado parte del consejo de la empresa Avangrid, mientras que a Zedillo, le imputó el mismo delito por haber trabajado años después de haber sido Presidente, en los consejos de  ferroviarias Kansas City Southern y Union Pacific.

López ha afirmado que Salinas de Gortari y Zedillo, limitaron la educación gratuita sólo al nivel básico; a éste de haber realizado un rescate bancario cuya ilegalidad nunca ha podido comprobar López Obrador, ni siquiera en el libro que dedicó para este efecto.

A Salinas lo acusó de haberle inyectado dinero a Televisa para hacerlo perder en 2006, de haber incurrido en actos ilícitos durante la privatización de empresas públicas y bancos, y de ser quien manejaba la política en este País hasta el pasado 1 de julio de 2018 y además lo tilda de “protagonista” y “fanfarrón”.

El único de los expresidente que le ha respondido en el mismo lenguaje que utiliza López, es Vicente Fox, quien lo ha calificado de mesiánico, le dijo que con el mismo clavo donde coloca a los expresidentes de saberlo todo y permitir los delitos, a él (López) lo van a colgar más tarde; y luego de devolverle el “Ya cállate chachalaca” de 2006, califico al presidente moreno de “rey del huachicol” y le preguntó: “¿Ya te sientes Dios?”.

Ir a la barra de herramientas