López acata política migratoria de Trump, denuncia New York Times

3 de marzo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – La defensa de los migrantes que prometió el presidente Andrés López Obrador ha sido cambiada por la colaboración  con las políticas migratorias de Donald Trump, denunció el New York Times.

El influyente medio aseguró que Lo que realmente busca López evitar es una pelea pública con el presidente Donald Trump y subrayó que “los críticos denuncian que el gobierno mexicano ha privilegiado las cuestiones políticas, no las humanitarias”

El NYT afirmó que las autoridades mexicanas están bloqueando el paso de grupos de migrantes a ciudades fronterizas fronterizos: “no les permiten caminar hacia los puentes de cruce para solicitar asilo en Estados Unidos, han interceptado a los menores de edad no acompañados antes de que lleguen a territorio estadounidense y han asistido en la gestión de listas de solicitantes de asilo por petición de los estadounidenses que quieren limitar la cantidad de personas que cruzan”.

“México sigue haciendo el papel que Estados Unidos cree que debería desempeñar, que es contener el flujo migratorio y ya”, dijo Melissa Vértiz Hernández, secretaria técnica Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria, una red de grupos de la sociedad civil y de defensa de derechos humanos en México.

Luego de asegurar López, el 7 de febrero, que daría un trato humano a migrantes centroamericanos y que “va a haber trabajo para los mexicanos y para los no mexicanos el miércoles 27 de febrero el Instituto Nacional de Migración (INM) informó que el Programa Emergente de Tarjetas de Visitante por Razones Humanitarias se había terminado desde el pasado 28 de enero”.

Ese mismo 27 de febrero el activista de Pueblos Sin Fronteras, Irineo Mújica, aseguró que la política de puertas abiertas de la que presumía el gobierno de López, era mentira.

“Ya no les da visas y los permisos de trabajo que dio no sirven porque no hay trabajo. Les prometieron algo que no pueden cumplir y la gente ilusionada por esta supuesta oportunidad, gente que nunca hubiera emigrado de Centroamérica, se está yendo”, advirtió Mújica.

El programa había sido instituido por el gobierno López a principio de este año y se dijo que era para hacer frente a la crisis humanitaria de emigrantes hondureños, salvadoreños y guatemaltecos que buscan llegar a Estados Unidos respetando sus derechos humanos y los Tratados Internacionales firmados por México.

El 28 de febrero en su conferencia mañanera, López, presumió de “una muy buena relación don el gobierno de Estados Unidos” y dijo que en su gobierno “estamos tratando el tema migratorio, con un enfoque distinto a lo que se había concebido y aplicado en los últimos tiempos”.

El Times afirma que el gobierno mexicano, “a diferencia de sus prácticas previas para atener a refugiados, también ha permitido que su contraparte estadounidense devuelva a más de 120 mujeres, hombres y niños a Tijuana en lo que esperan la resolución de sus solicitudes de asilo en Estados Unidos. Ese programa de retorno será expandido a otros puntos fronterizos tan pronto como la primera semana de marzo.

Los Estados Unidos albergaban a 10.7 millones de inmigrantes no autorizados en 2016, una disminución del 13 por cientio desde un máximo de 12.2 millones en 2007, según las estimaciones más recientes del Centro de Investigación Pew.

Ver también: https://www.nytimes.com/es/2019/03/01/mexico-migrantes-trump/?fbclid=IwAR1xbF3qJlrWeOWzOajnTM4Ru1AIRvSrlesW_vI0pMSIfDfH9drnojN1A40