Ir a la barra de herramientas
Importante

México: el regreso al autoritarismo

Victor H. Becerra

La administración de Andrés Manuel López Obrador, a punto de cumplir apenas los tres meses de gobierno, está haciendo lo posible para regresarnos a los escenarios de autoritarismo y crisis del pasado.

3 de marzo de 2019/PANAMPOST. -México vive el retorno a su autoritarismo más extremo y también, si las cosas no se corrigen, a una nueva crisis económica durante este gobierno, algo que el país no experimenta desde hace 25 años.

La administración de Andrés Manuel López Obrador, a punto de cumplir apenas los tres meses de gobierno, está haciendo todo lo posible para regresarnos a ambos escenarios. Por un lado, López Obrador está concentrando todo el poder posible, sin importarle atropellar al resto de poderes, instituciones y actores de todo tipo, abusando de su muy amplia mayoría en el Congreso, que funciona como el arma de cualquier asaltante.

Por el otro, sus malas decisiones económicas van acumulando, día tras día, reportes negativos  y temores de parte de los mercados: a diferencia de hace un año, por ejemplo, ahora no hay muchos inversionistas deseosos de poner su dinero en el país (y un país no puede progresar sin inversión) y se huelen ya las primeras señales de una posible tormenta económica.

Desde el principio de su gobierno, López Obrador fue muy claro y terminante en su propósito de que el Estado tuviera primacía absoluta sobre los mercados y sobre cualquier otro actor. Al respecto, es legítimo que un gobierno piense que es bueno fortalecer la intervención pública en la economía. Pero es ilusorio creer que tal intervencionismo no implica riesgos y costos para los contribuyentes y la competitividad del país, que es precisamente lo que hoy estamos viendo.

Ver también: https://mxpress.mx/2018/09/30/lopez-sera-presidente-o-emperador

El común de la gente odia la idea de una “mano invisible” en los mercados. Necesitan una mano que puedan ver, enlaces causales simples y de comprensión inmediata. Por eso es hasta cierto punto explicable (solo hasta cierto punto) que López Obrador olvide que los mercados no votan, no tienen un fin ni un líder ni buscan derrocar gobiernos; solo sirven para poner un precio a las cosas e intercambiarlas de forma más eficiente.

Así, por ejemplo, si usted amenaza con no devolver la cantidad que pidió prestada, quien le presta solicitará un rendimiento más alto. Si su amenaza es creíble, pues terminarán por no prestarle nada. Esto es precisamente lo que vemos con la deuda de Pemex y su gradual contagio a toda la deuda pública.

Ver también: https://mxpress.mx/2019/01/31/a-60-dias-lopez-se-descara-el-dictador-comete-delitos-y-causa-danos-economicos

El intervencionismo de López Obrador en la economía también busca aplicarla a la política. Al presidente López Obrador le molestan los organismos reguladores autónomos, contra quienes libra una batalla diaria, puesto que representan un límite al Estado, echan luz sobre sus políticas e instrumentos y frenan el monopolio estatal, así como las decisiones unipersonales e irresponsables de los encargados políticos.

ARTÍCULO COMPLETO EN: https://es.panampost.com/victor-h-becerra/2019/02/25/mexico-el-fracaso-que-nos-espera/

A %d blogueros les gusta esto: