Usa López a evangélicos, PES, Provida y nueva Ministra, para penalizar el aborto

López a propósito confunde los hechos y evade el problema de fondo: 800 mil abortos clandestimnos por año

17 de marzo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – El derecho de una mujer a decidir sobre su cuerpo es una vieja reivindicación de las izquierdas, pero el Presidente Andrés López Obrador cuyo conservadurismo surge día con día, quiere evadir fijar una postura pública al respecto y tampoco cumple su promesa de dar amnistía a mujeres procesados por aborto.

Mientras en 19 de las 32 entidades del país los códigos penales consideran al aborto un delito comparable al homicidio culposo, los agresores que en hechos de violencia familiar o en accidentes causan el aborto de una mujer, frecuentemente ni siquiera son procesados.

“El aborto no seguro es una de las cinco principales causas de mortalidad materna –junto con las hemorragias, las infecciones, la presión arterial alta (preeclampsia y eclampsia) y el parto obstruido–, y además es la única de las cinco que es casi totalmente prevenible”, aseguró al agrupación Médicos sin Fronteras.

Ver: https://mxpress.mx/2019/03/08/criminal-es-impedir-que-una-mujer-decida-sobre-su-cuerpo

La escritora Isabel Turrent, esposa del historiador Enrique Krauze,  recordó que la “Ministra” que López mintió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Yasmín Esquivel, la esposa del contratista Riobóo. se ha manifestado a favor de la penalización del aborto.

“López Obrador se equivoca. El aborto no está en debate: es un problema de salud pública que no puede evadir como Presidente. Más de un millón de mujeres interrumpen anualmente su embarazo. Sólo 200 mil abortos son legales. En 10 años han muerto dos mil 338 mujeres como resultado de abortos clandestinos”, puntualizó Turrent.

Pese a que en Ciudad de México hay miles de interrupciones del embarazo cada año, el 80 por ciento de los legrados que se realizan en el país son en clínicas clandestinas, realizados por las propias mujeres o con la ayuda de personas no capacitadas para atender una emergencia médica

López, quienes califica como un presidente de izquierda, no fija su postura personal y distrae a la opinión publica con la promesa de una consulta, lo que otorga tiempos y espacios a iglesias, organismos y su aliado, el Partido Encuentro Social, para promover la penalización.

La campaña para “defender de la vida desde la concepción”, se ha intensificado en iglesias, incluso en escuelas públicas y además el PES y ProVida realizan impunemente proselitismo en hospitales públicos, en donde asaltan a personas que van a consulta o que aguardan noticias sobre la salud de familiares internados.

Hospitales de Instituto Mexicano del Seguro Social, del Issste y de la Secretaría de Salud, dentro de los cuales no se podría realizar proselitismo, lo han permitido y activistas de ProVida entregan publicidad y piden firmas para que Encuentro Social presente una ley antiaborto.

Providaproselitismo}
Activista de ProVida capatado haciendo proselitismo dentro del Hospital General de Zona del IMSS en Victoria, Tamaulipas

Una mayoría de diputadas y senadoras de todos los partidos han exigido que el aborto sea despenalizado y que López cumpla su promesa de campaña de darle amnistía a las mujeres encarceladas o bajo proceso por haberse realizado u legrado e incluso, por haber sido víctima de un aborto espontáneo, sin tener posibilidades de probarlo con un dictamen médico.

“Rechazamos la intención del presidente de someter a consulta el tema del aborto, los derechos así como las libertades no se ponen a consulta, es como si la libertad de expresión lo intente someter a consulta”, dijo la diputada vía telefónica desde la marcha del Día Internacional de la Mujer en la que unas 10.000 personas recorren el capitalino Paseo de la Reforma.

Las leyes antiaborto califican este delito como privar “de la vida al producto de la concepción en cualquier momento de la preñez”, pero dichos ordenamientos ni definen qué es concepción y cuándo ocurre, y pasan por alto que preñez se define como el estado en que una mujer lleva en su vientre un feto y, el producto inmediato de la fecundación es un cigoto, no un feto.

Los partidos conservadores como Acción Nacional y el PES, y legisladores como Lilly Tellez de Morena, consideran que sus creencias religiosas deben convertirse en leyes que sancionen la conducta de creyentes y no creyentes, lo que es contario al principio del Derecho, que dice que una ley debe ser general y basarse en el derecho natural.

La representante jurídica del Grupo de Información en Reproducción Elegida, Karen Luna, dijo a el Sol de México que la interrupción legal y segura del embarazo es un derecho humano, el cual debe garantizarse sí o sí.

“El acceso a un aborto legal y seguro, tiene que ver con más garantías y los derechos humanos de las mujeres, a la salud y a la autonomía reproductiva y otros más, este tipo de cosas no pueden estar a consulta, son cosas que se deben de garantizar, sí o sí”, exigió.

One comment

Comments are closed.