Skip to toolbar
Importante

México entre los países donde hasta el Presidente evade al Fisco

27 de marzo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – La mayor parte de los problemas de México pueden leerse en dos parámetros: La evasión fiscal y la baja carga impositiva. La evasión significa economía subterránea, corrupción a nivel individual, empresarial y gubernamental, y la economía subterránea significa bajos salarios que derivan en pobreza y delincuencia.

Parece difícil atrapar delincuentes desde el radas fiscal en un país donde el 57 por ciento de la población ocupada participa en la economía es informal, la cual sin embargo solamente genera el 22.7 por ciento del producto interno bruto (PIB) en 2017, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi.

Muchos de los problemas de México se derivan de los bajos impuestos que se pagan, pero sobre todo, por las facilidades que existen para evadir al fisco o dar sobornos para no ser sancionbado,  al grado que la Unión Europea podría incluir a nuestro país en la lista de Paraísos Fiscales y este año estará bajo supervisión para determinar si ofrece mecanismos para la evasión fiscal y de ser así obtener una sanción

La evasión fiscal en México puede parecer complicada para quienes son causantes cautivos, pero hay una larga lista de políticos, clubes de fútbol, empresarios, que evaden impuestos, mientras que más de la mitad de la población vive en la economía subterránea.

Las sospechas de que el mismo Presidente de la República esté implicado en hechos de evasión fiscal, lavado de dinero y uso de recursos de procedencia ilícita, están fundadas, pero además, el mismo Andr´pes Lóipez Obrador, ha asegurado que en la petrolera estatal, Pemex, había toda una mafia dedicada a vender combustible en el mercado negro.

Vea: Tapan “procuradores carnales” denuncias por fraude fiscal contra López

Además, según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, los cárteles de la droga mexicanos mueven ganancias de unos 3.6 billones (millones de millones) de pesos por año, la secta parte del producto interno bruto del país, pero la evasión detectada no llega al uno por ciento de esa cantidad.

El promedio de los ingresos fiscales en Latinoamérica es del 23 por ciento del producto interno bruto (PIB) mientras que en los países de OCDE u Organización para la Cooperación del Desarrollo, donde están las principales economías del mundo, el promedio se aproxima al 34 por ciento.

Según el Centro de Estudios Latinoamericanos (Cesla) los países que menos pagan impuestos en América Latina son Guatemala, con 12.6 por ciento, del PIB, República Dominicana 13.7 por ciento, Perú, 16.1 por ciento y México, 19.7 por ciento del PIB.

En el otro extremo está Cuba  con 41.7 por ciento( un caso aparte, dadas las características singulares de su economía,) seguido por Brasil  con 32.2 por ciento y Argentina, 31.3 por ciento, según las última cifras disponibles que aparecen en el informe de Estadísticas Tributarias en América Latina y el Caribe, elaborado por OCDE, CIAT, BID, CEPAL.

Las experiencias de alta tributación de Brasil, Argentina y Uruguay, aparecen ciertas características comunes, dice Cesla: “Los tres tienen tasas impositivas elevadas, tanto en impuesto sobre la renta de las personas y sociedades, como en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que grava el consumo”.

La mayor parte de los mexicanos quieren servicios de primer mundo, policías bien entrenadas, fiscales y jueces altamente profesionales, servicios de emergencia de primera, pero no están dispuestos a pagar más impuestos y menos aún a poner su parte para erradicar la evasión fiscal.

%d bloggers like this: