Ir a la barra de herramientas
Importante

La 4T invertiría 214 Mdd para producir más electricidad con carbón

  • Consideradas la primera fuente de emisión de óxidos de azufre y de nitrógeno en el norte de México

2 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Las cuatro unidades de la carboeléctrica José López Portillo, en Nava, Coahuila, recibirían una inversión de 214 millones de dólares para la modernización e instalación de equipo para repotenciar los turbogeneradores, los sistemas de control y los equipos auxiliares del ciclo termoeléctrico, pese a que son fuente de emisión de óxidos de nitrógeno.

“Se busca el aumento de factor de planta de las unidades 1, 2, 3 y 4  para llevarlas a factores de rendimiento de entre el 91 y el 94 por ciento respectivamente, con una capacidad actual de  generación de 300 MW cada una.

“Lo que se acaba de prometer el día de ayer que hablé con el ingeniero Carlos Morales, director de operaciones de CFE, es que iban a ser 360 mil  toneladas”, declaró el presidente de la Comisión de Energía del Senado, Armando Guadiana, líder de los empresarios carboneros de Coahuila.

Este proyecto se conecta con el reciente escándalo tras el anuncio de que CFE compraría a productores de la Región Carbonífera de Coahuila 360 mil toneladas de carbón,  coquizable y no coquizable,  para mantener la producción de los reactores de las carboeléctricas de Río Escondido, ubicadas a menos de 80 kilómetros de dicha región.

Este proyecto había sido dado de baja en el gobierno de Enrique Peña Nieto por considerar que había dejado de ser una oportunidad de inversión debido a las constantes presiones de la Agencia para la Protección del Medioambiente (EGPa, por sus siglas en inglés) que la califica como peligro parab la flora y la fauna en el Parque Big Bend, ubicado a unos 200 kilómetros al noroestes de Nava, Coahuila.

La EPA afirma que las principales emisiones desde las cuatro unidades de las carboeléctricas de Río Escondido son dióxido de azufre (SO2), óxido de nitrógeno (NOx) y metales pesados.

El dióxido de azufre ha sido asociado con problemas de asma y bronquitis crónica, aumenta la morbilidad y mortalidad en personas mayores y niños asmáticos y,  las personas con enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (y con problemas cardíacos son los más sensibles a los efectos de este gas.

Las quejas de los encargados del Parque Big bend en Texas, se debe a que las plantas son las que menos toleran los efectos del dióxido de azufre,  y este  gas está relacionados con el daño a la vegetación, deterioro de los suelos, materiales de construcción, daños amonumentos históricos en piedra  y polución a fuentes de agua.

La primera unidad de la termoeléctrica, Carbón I, inició operaciones en 1986 y  la última, Carbón IV, hace más de 20 años, por lo que a la fecha ya a la fecha el tipo de depuradores con que cuentan para eliminar el óxido de azufre están por debajo de las normas internacionales de tolerancia a la emisión de gases con efecto de invernadero.

A %d blogueros les gusta esto: