Ir a la barra de herramientas
Importante

¿Los últimos días del dictador Maduro?

“No importa cuánto lo intenten, las autoridades venezolanas no pueden ocultar la realidad en el terreno”, dijo Shannon Doocy, profesor asociado de Salud Internacional en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins.

5 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. –, Al parecer Nicolás Maduro jugo su última carta al detener ilegalmente a gente del equipo de Juan Guaidó, ficarle cargos que ahora no puede probar y hacer que la Asamblea Nacional espuria, formada por él mismo, quitará la inmunidad al presidente provisional reconocido por más de 50 países.

Venezuela vive una crisis humanitaria, hay falta de alimentos básicos, medicamentos, materiales de curación y recientemente el sistema eléctrico ha entrado en caos por falta de mantenimiento, pero Maduro intenta culpar de ello a un presunto sabotaje de Guaidó y por esta presunta falta y un hipotético plan para asesinarlo ha hecho que la asamblea que él mismo formó al desconocer  a la legítima, retire la inmunidad al presidente provisional para poderlo juzgar por una larga lista de delitos.

Estados Unidos y Alemania le han advertido a Maduro que no permitirán que actué contra el Presidente que ambos países reconocen y han calificado la maniobra de burda.

“El Gobierno alemán condena la retirada de la inmunidad a Juan Guaidó por parte de una así llamada Asamblea Constituyente que no tiene ninguna legitimidad democrática”,  dijo el portavoz del Gobierno Alemán, Steffen Seibert, quien consideró que esta acciones es “una herramienta del régimen de Nicolás Maduro para impedir el avance de la democracia”.

En el blog de Henrique Capriles Radonski, dirigente del opositor partido Primero Justicia y ex gobernador del Estado Miranda, se asegura que Guaidó ha declarado públicamente que nada lo detendrá en su empeño por sacar del poder a Nicolás Maduro

“El pueblo está determinado y nada nos va a detener, ellos solo ganan un poquito de tiempo que lo pierde el venezolano en horas sin luz, sin agua, con pérdidas humanas. No hay vuelta atrás en este proceso”, dijo Guaidó ante un grupo de partidarios y periodistas, según Capriles.

El jefe legislativo, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, afirmó que  no va a responder “ante un organismo que no existe (La Asamblea formada por Maduro) lo que sí es menester es responderle al pueblo de Venezuela”.

“Quiero saber quién de las Fuerzas Armadas o de los cuerpos de seguridad se va a prestar para secuestrar al presidente de la República”, retó Guaidó.

Además que unos 50 mil venezolanos dejan diariamente su país para refugiarse en Colombia, Perú o Brasil, el Venezuela se ha tenido que racionar desde los alimentos hasta el agua, esto debido a las constantes fallas del sistema eléctrico.

Maduro, anunció el domingo el inicio de un plan de racionamiento eléctrico que durará 30 días, tras una jornada marcada por las protestas contra su gobierno y por los apagones que afectan el país desde hace casi un mes.

Organismos no gubernamentales que consideran que el hermano país sudamericano vive ya una tragedia humanitaria de grandes proporciones, consideran que los apagones son parte de una estrategia para evitar plantones y la comunicación entre opositores y hacerle creer al pueblo que viven ya bajo ataque de los Estados Unidos.

“Cuando el imperio estadounidense amenaza militarmente a un país hay que tomarlo en serio, por eso nos preparamos junto al pueblo y la #FANB para enfrentar los ataques y defender la integridad territorial de nuestra Patria. ¡Venezuela no se doblega!”, tuiteó el dictador venezolano este viernes.

La no gubernamental Human Rights Watch divulgó un informe sobre la emergencia humanitaria en el país y pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dar una respuesta a gran escala, porque las autoridades venezolanas a cargo de Maduro han mostrado ser incapaces de contener la crisis.

Human Rights Watch pidió al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, declarar oficialmente que Venezuela afronta una compleja emergencia humanitaria para así liberar la movilización de suficientes recursos y que el coordinador de ayuda de emergencia de la ONU asuma la crisis venezolana como una prioridad.

“Que la ONU solicite a las autoridades venezolanas acceso sin restricciones a las estadísticas oficiales de enfermedades, epidemiología, seguridad alimentaria y nutrición para que puedan implementar métodos para evaluar el alcance nacional de la crisis”, pidió Human Rights Watch.

A %d blogueros les gusta esto: