Ir a la barra de herramientas
Importante

El extraño amor entre López y Trump ¿Matrimonio por conveniencia?

¿Un amor de mentiras o un amor entre mentirosos?

6 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – El presidente Donald Trump encontró al sur de la frontera al rival ideal: No responde a sus imputaciones, muestra una inédita cooperación para detener el flujo migratorio, le ha aceptado que los indocumentados de otros países esperen del lado mexicano la solución a sus solicitudes de emigrar a Estados Unidos.

Andrés López Obrador entra al pequeño círculo de los amores de Trump, donde solamente hay cabida para conservadores con nostalgia por las dictaduras, los Estados fuertes y represores, como el ruso Vladimir Putin,  Benjamín Netanyahu, de Israel, y Jair Bolsonaro, de Brasil.

Al igual que el milmillonario estadounidense, López asegura que está cambiando al país, que él es la opción del cambio y se enfrenta a su publico con discursos encendido, llenos de acusaciones al pasado reciente, las cuales jamás ha probado, peor que arrancan los vítores de los convocados por Morena a los mitines, con la promesa de otorgarles dinero.

El presidente republicano y conservador, calificado de populista, lo recompensa con elogios: “El nuevo presidente de México ha sido un absoluto caballero. Canadá debe esperar…”, tuiteó el viernes y luego en Calexico casi hizo una declaración de amor.

“México está haciendo un gran trabajo… Quiero agradecerle al presidente de México. Él es primero que en realidad ha estado haciendo el trabajo. No sólo económicamente, no únicamente porque no cerraré la frontera o impondré aranceles. Él está ayudando a México, está haciendo grandes cosas, así que quiero agradecerle a través de las cámaras. A través de la cámara quiero decirle: ‘gracias».

murofrontera.JPG

Para no polemizar con Trump, López ha hecho enormes desfiguros, desde hacer el signo hippie de “paz y amor”,  reiterar que no quiere polemizar, hasta hacer todo una alegoría con el beisbol y luego salirse por la tangente en una respuesta que pareció más un ataque de locura que la respuesta de un presidente.

Ver: https://twitter.com/DivinoTormento9/status/1114216586347458560

Hay mucho en común: Trump y López han buscado la forma de frenar los derechos de la mujer y de las minorías, y además tienen enemigos a quienes culpar: Trump a los demócratas en el Congreso, López a sus atencesores, y, ambos “caballeros”, no renuncian al golpeteo frontal con la prensa que no los favorece, a las acusaciones infundadas, a los epíetos gruesos y a las mentiras:

“Se robaban como 800 pipas diarias de gasolinas, con el famoso huachicol, 800 pipas, el año pasado el robo llegó a 65 mil millones de pesos”, dijo el sábado 5 de abril en Uruapan.

“¿Qué hicimos cuando encontramos esta situación? Dijimos: se acaba el huachicol, y cada vez que haya una alarma se atiende y si siguen con la toma clandestina se cierran las válvulas y vamos a poner orden”, agregó LKópez para culminar con una mentira total: “¿Qué sucedió? Se logró controlar el robo de combustible”

En enero pasado las tomas ilegales de combustible fueron un 50 por ciento mayores que las del mismo mes del año anterior, además, las cifras de importaciones muestran que el combate al huachicol de López, surge cuando por errores inicia el desabasto debido a que en diciembre y enero se importó menos gasolinas y las refinerías de salamanca y Ciudad Madero, prácticamente dejaron de producir gasolina.

Pero para México el matrimonio por interés, interés personal, por supuesto, entre Trump y López no son buenas noticias, porque esto significa que la Casa Blanca pasó de presionar e influir en la política nacional a propiciarla y decidirla, porque el amor de ayer es el vinagre de hoy.

El cambio de México del que hablan Trump y López hasta hoy no favorece a la economía, al empleo, a la seguridad pública: Hay menos decomisos de droga que nuca, menos aprehensiones de presuntos capos, más homicidios, más secuestro e incluso, más robo de combustible.

Ahora Trump exige frenar el tráfico de drogas hacia su país, el cual se genera por el apetito de los consumidores de Estados Unidos, y mientras presiona a México, lo presenta como el gran culpable y en lo interno no hace nada por desalentar el consumo, López calla.

“Si las drogas no se detienen o no son frenadas en su mayoría, impondremos aranceles a México y a sus productos, en particular a los autos, todo el asunto es sobre los autos. Y si eso no detiene el ingreso de drogas, cerramos la frontera”, dijo es viernes mismo el millonario republicano.

A %d blogueros les gusta esto: