10 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Casi 17 de cada cien usuario de la Internet, entre 12 y 59 años ha vivido alguna situación de acoso cibernético, como recibir mensajes ofensivos (40.1 por ciento), ser contactados mediante identidades falsas (31.4 por ciento) y recibir llamadas ofensivas (27.5 por ciento) concluye el Módulo sobre Ciberacoso (MOCIBA) 2017, que publica el Inegi.

Los estados donde hubo mayor prevalencia de ciberacoso son Tabasco, Veracruz, Zacatecas, Guanajuato, Aguascalientes e Hidalgo asegura la encuesta del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, que fue levantada del 29 de mayo al 21 de julio de 2017.

“El MOCIBA 2017 presenta resultados que muestran la prevalencia de ciberacoso ocurrido los doce meses previos al levantamiento de la encuesta y caracteriza a la población que lo ha experimentado a través de las diferentes situaciones de acoso declaradas”, señalan

El análisis trata de establecer la identidad y sexo de la persona acosadora, la intensidad de ciberacoso y el impacto causado en la víctima y concluye que las acciones tomadas contra el ciberacoso ha sido mejorar las medidas de seguridad en Internet, con programas o aplicaciones para proteger su información y equipos.

La población de 12 a 59 años de edad estimada es de 84.5 millones de personas y de ese total el 73 utilizó Internet en cualquier tipo de dispositivo en los últimos tres meses, sobre todo, teléfonos inteligentes.

Ciberacosocajatex.jpg

El acoso es mayor para mujeres (17.7 por ciento) que para los hombres (16 por ciento) Los adolescentes y jóvenes son los más expuestos: uno de cada cinco usuarios de 12 a 29 años, señalaron haber vivido algún tipo de ciberacoso.

“En 58.8 por ciento  de los casos de ciberacoso, no se identifica a las personas acosadoras, mientras que en 41.2 por ciento sí se logra determinarlo”, dice Inegi.

Se trata de personas con las que no existe una relación cercana, “es decir, conocidas de poco trato o solo de vista (46.4) personas cercanas o en quien se pudiera estar confiando, como son los amigos o amigas (32.7), compañeros o compañeras de clase de clase o trabajo (22.8 por ciento) y finalmente con los que tienen o tuvieron vínculos más estrechos como ex parejas o familiares, 22.3 por ciento”

Los que son identificados,  en mayor porcentaje resulta ser hombre, tanto  acosando a mujeres como a hombres y los efectos que ocasiona en la víctima son principalmente de enojo (66.9 por ciento), desconfianza (43.2) e inseguridad (29.3); y, de acuerdo a lo declarado solamente un 10.8 por ciento dijo no sentir afectación.

“El 68.3 por ciento reportó que realiza alguna medida de seguridad para proteger su computadora, tablet, celular o cuentas de Internet, mientras que el 31.7 por ciento declaró no realizarlas”.

Las medidas de seguridad para protegerse principalmente son crear o poner contraseñas (claves, huella digital, patrón, etcétera) con un 90 por ciento, seguida por instalar o actualizar programas antivirus, cortafuegos o anti espías, el 47.6 por ciento.

“Hablar sobre este fenómeno, remite necesariamente al uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) . Con la accesibilidad a las TIC y el uso intensificado del Internet y del celular principalmente, se ha generado una nueva forma de establecer relaciones entre las personas , esta manera de relacionarse ha modificado las identidades sociales y sentado también las bases para nuevos riesgos dado que los grupos sociales mantienen un vínculo más directo y permanente, traspasando, bajo esta estructuciberacosocaja.jpgra de la sociedad de la información, la frontera de lo privado”, considera Inegi.