Ir a la barra de herramientas
Importante

NO alcanzará México 4% de crecimiento en todo el sexenio

  • Analistas e inversionistas expresan que la política económica del presidente. sobre todo en energía, está equivocada y crea una gran incertidumbre.
  • Dos Bocas será un enorme fracaso

11 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – El crecimiento del cuatro por ciento por año que ha prometido el presidente Andrés López Obrador será el mayor fracaso de su sexenio, porque su estrategia equivocada en materia de regulaciones, el exceso de golpeteó hacia los inversionistas y los graves errores en energía, pueden arrastrar a México a una crisis.

La mayor parte de los analistas señalan que el único factor que puede sostener el crecimiento del país es el consumo interno, porque la  producción industrial mexicana se verá arrastrada por la política y la incertidumbre regulatoria.

basuraregulatoriacaja.JPG

“Esto será más pronunciado en el sector energético, donde el entorno regulatorio está en constante cambio y la administración de AMLO está frenando efectivamente el ritmo de la privatización del sector energético”, advirtió Fitch Solutions

“Sin embargo, la fortaleza del sector de servicios y el consumo privado, con salarios reales que probablemente se acelerarán en 2019, limitarán la desventaja en México”, agregó la firma de análisis financiero.

Mientras Pemex tendrá un nivel de inversión en exploración y producción totalmente insuficiente, se planea una refinería cuya factibilidad económica es totalmente incierta, pero que distraerá recursos que son urgentes en otros campos.

naimbloque.JPG

“López Obrador, quien asumió el cargo en diciembre pasado, ha criticado durante mucho tiempo la reforma energética constitucional de México de 2013, que liberalizó el sector de energía anteriormente dominado por el estado”, señaló el medio especializado Natural Gas Intelligence, NGI.

“Las dos economías más grandes de la región, Brasil y México, experimentarán un crecimiento más débil que sus contrapartes andinas, agobiadas por la incertidumbre política”, advitió Fitch Solutions

Los graves errores en la política energética, la incertidumbre que ha creado entre inversionistas, no solamente harán que no logre mejorar el desarrollo en el sur sureste del país sino que le pegará al grado de inversión de Pemex y al del País, lo que podría derivar en un desplome del tipo de cambio y fuga de capitales.

Natural Gas Intelligence recordó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la unidad de México del banco español BBVA expresaron su preocupación esta semana por el impacto de la política energética en las perspectivas económicas de México.

Varios analistas han señalado que el escollo principal del sur y sureste del país para poder crecer y recibir inversiones en manufactura y servicios, es la baja disponibilidad y alto precio del gas natural en esa región.

“Los vastos sistemas de tuberías en México, cruciales para entregar la producción de gas natural de EUA a los mercados sedientos en México, siguen estancados con poca claridad respecto a cuándo podrían estar en línea”, afirma NGI.

“El oleoducto marítimo de 2.6 miles de millones de pies cúbicos del Sur de Texas a Tuxpan, Veracruz, es el más visible de estos proyectos, pero la administración López lo tiene suspendido.

Lejos de promover gasoductos para aumentar la disponibilidad de combustible en el centro, sur y sureste, López se ha empeñado en construir una refinería en Tabasco cuya viabilidad financiera es incierta, mientras el llamado ferrocarril en la península de Yucatán,  Tren Maya, enfrentará grandes problemas sociales y grandes retos de ingeniería.

También se ha burlado del promedio de crecimiento del 2.2 por ciento por año que promedian las cinco admistraciones anteriores, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña, pero es claro que este año y el 2020 no llegara siquiera a ese nivel y que lograr ese promedio sexenal se ve ahora como un meta poco realizable.

En la última revisión de sus Perspectivas de la Economía Mundial (WEO), el FMI predice un crecimiento de 1.6% en 2019 y 1.9% en 2020, citando «la cancelación por parte de la administración entrante de un aeropuerto planificado para la capital y el retroceso en las reformas de energía y educación».

En enero, Fitch Ratings bajó dos niveles la calificación de los bonos de Pemex, apenas uno por encima de una calificación de chatarra, considerando la inviabilidad de la refinería Dos Bocas, así como la onerosa carga fiscal de Pemex, la carga de su deuda y el pco conocimiento de su director general.

dosbocasch.jpgEl Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp) opinó que es «poco probable» que  la economía mexicana muestre un dinamismo significativo este año, debido a la existencia de riesgos como causa de factores externos e internos, como las relaciones comerciales, pero especialmente las políticas del nuevo gobierno.

Un gran número de expertos mexicanos han considerado que si México logra este año un crecimiento de 1.5 por ciento, será casi un milagro y se deberá al consumo, no a las políticas del gobierno, sin embargo, la mayoría espera que llegue la expansión de producto interno bruto ni a un punto porcentual.

A %d blogueros les gusta esto: