*Caída en la inversión, en el consumo, la recaudación y la persistencia de la economía informal, obligarán a restituir viejos impuestos como la tenencia.

20 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – La economía mexicana sufre el efecto del Socialismo del Siglo XXI que intenta imponer la Cuarta Transformación, y comienza a caer, se ha perdido inversión especulativa y al riesgo empresarial, cae el consumo interno y la recaudación fiscal, se ha perdido en grado de inversión y el pronóstico de crecimiento se ha ajustado tres veces a la baja.

Mientras inversionistas en la Bolsa de Valores Mexicana (BMV) han retirado 20 mil millones de dólares desde el 26 de octubre de 2018 ,la recaudación fiscal del Impuesto al Valor Agregado (IVA) ha caído, mostrando una disminución del poder de compra y afectando negativamente las finanzas públicas.

Vea:   Otro sueño obradorista; Sistema nórdico de salud

Aunque en su discurso inaugural, Andrés López Obrador criticó el modelo neoliberal que en 20 años sólo promedió un dos por ciento de crecimiento, lo cual es cierto, su promesa de que México avanzaría a tasas dos veces superiores con su nuevo modelos de crecimiento, cada vez está más lejos y no será alcanzada al menos en sus tres primeros años de gobierno.

“Las firmas de prospectiva han ajustado los pronósticos del PIB para este año. La última que lo hizo fue BBVA Bancomer cuyo equipo económico comanda Carlos Serrano. Lo ubicó con una dinámica del 1.4 por ciento”, dijo el analista Alberto Aguilar.

El analista del Instituto Mexicano de Competitividad, Jorge A. Castañeda, consideró que el descenso en la recaudación IVA que fue un 8.2 por ciento menos en febrero pasado contra el mes anterior, indica una baja considerable del consumo y tendrá efecto negativo sobre el crecimiento del producto interno bruto, PIB.

“A pesar de las cifras de inversión positivas de marzo esto apenas compensa los dos meses anteriores. Ante este panorama, se recortó el pronóstico de crecimiento para 2019 y 2020, este año creceremos 1.0 por ciento en el mejor de los casos. Esta situación se puede agravar por el riesgo sistémico Pemex, su situación financiera podría contagiar al resto de la economía y tener más consecuencias sobre el crecimiento”, señala Castañeda-

“Esta baja en el crecimiento impactará la recaudación y las finanzas públicas. Por el momento, contamos con un superávit primario por los retrasos en la ejecución del gasto, pero esta coyuntura no es sostenible. Ante este escenario es necesario considerar: recortes al gasto, incrementar la recaudación, o contraer deuda”, afirmó Castañeda.

Aunque la Secretaría de Hacienda ha evitado comentar que tan grave es la caída de la recaudación, las declaraciones de sus funcionarios, especialmente del subsecretario Antonio Herrera, respecto a que el presupuesto para la Refinería Dos Bocas se emplearía para mejorar la inversión en Pemex, y que se retauraría el Impuesto Sobre la Tenencia como una potestad federal nuevamente, ambas cosas han sido negadas por López.

Vea: Economía de mercado sí combate la pobreza… El socialismo hace más pobres

Pero según Alberto Aguilar, un columnista sobre temas económicos particularmente bien informado afirma que la iniciativa de Morena para quitarle este impuesto a los estados que lo tienen y regresarlo a la recaudación federal, sigue su paso legislativo y no sería extraño verlo en la miscelánea fiscal para 2020.

“En ese contexto se explica que Alfonso Romo hablara de nuevos recortes a la burocracia o que el subsecretario de Hacienda Arturo Herrera se haya referido a la necesidad de recaudar más a través de predial o tenencia de autos”, escribió Aguilar en El Heraldo de México.

“Si bien el propio AMLO ya corrigió la página y enfatizó que no habrá nuevos impuestos, el asunto de la tenencia sigue vivo ya que en el Congreso voces como el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar planteó volver a federalizar ese gravamen”, aseguró Aguilar.

Para negar la mala situación López en sus alocuciones mañaneras ha informado cifras económicas falaces, en las que basa su “todo va bien” y sus promesas de superar el dos por ciento de crecimiento.

El pasado 16 de abril el Presidente festejó una cifra de creación de empleo formal “histórica” y aseguró que de enero a marzo se crearon 269 mil 143, pero en realidad desde el inicio de su administración la cifra de empleo aún es negativa.

Las cifras de López inician tramposamente en enero y no en diciembre de 2018, cuando se perdieron 378 mil 561 puestos de trabajo con prestaciones, con respecto al número de noviembre inmediato anterior, por lo que acumula en los cuatro primeros meses un déficit de 109 mil 418 puestos de trabajo.

López defiende la “fortaleza” de la economía usando el tipo de cambio, el cual no está determinado por el crecimiento económico sino por el uso del peso mexicano en transacciones internacionales en todo el mundo y por la especulación de monedas y la fortaleza o debilidad de otras divisas.

Los datos económicos son preocupantes, por ejemplo, con cifras ajustadas por estacionalidad, en febrero de este año las exportaciones totales de mercancías mostraron una baja mensual de (-)0.05 por ciento, la cual fue resultado neto de una reducción de (-)0.79 por ciento en las exportaciones de manufacturas.

Las exportaciones agropecuarias también muestran un menor impulso y registraron una caída de un punto porcentual en febrero, con respecto al año anterior y de (-)2.8 por ciento con respecto a enero de este mismo año.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) elaborado de manera conjunta por el Inegi y el Banco de México registró en marzo de 2019 una disminución mensual de (-)1.3 puntos con datos ajustados por estacionalidad, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Vea: AMLO reinventa el Seguro Popular y lo pinta como algo nuevo

Esta caída también se reflejó en la venta de vehículos ligeros que tuvo un descenso de (-)1.7 por ciento en marzo y con las estimaciones del Sistema de Indicadores Cíclicos que, en su reporte para el tercer mes de 2019 el ICC mostró variaciones a la baja.

En de enero de 2019 el Indicador Coincidente se ubicó por debajo de su tendencia de largo plazo al registrar un valor de 99.3 puntos y una variación de (-)0.15 puntos respecto al mes anterior. El Indicador Adelantado se posicionó en febrero con una disminución de (-)0.02 puntos con respecto al pasado mes de enero.