Ir a la barra de herramientas
Importante

El país no necesita excusas sino resultados

OPINIÓN

22 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Ya en el quinto mes del gobierno, señor Andrés López Obrador,  lo que sobra son los señalamientos al pasado y lo que falta son resultados y no solo en materia de seguridad pública, también en inversiones, en crecimiento económico, en control de la inflación.

El 80 por ciento de los ciudadanos votaron el pasado 1 de julio contra el gobierno de Enrique Peña Nieto, al que consideraban ineficiente para brindar seguridad y al menos la mitad de los electores votó por mejorar.

La política que despliega su gobierno, señor López, se parece a aquel chiste del gato garboso que se paseaba por el callejón junto a otro escuálido y lleno de cicatrices. Una pareja de gatas se rifó a la suerte cuál de ellas se iba con el garboso. A la mañana siguiente la perdedora contó su noche fabulosa con el feo pero impetuoso amante.

La otra gata estaba callada hasta que la perdedora preguntó: “ Cuéntamente ¿Qué tal el gato hermoso?”, preguntó a su amiga: “Fatal… El tipo se pasó la noche culpando a su dueña y hablando del día en que lo caparon”.

Si el presidente piensa que los mexicanos no estaban en el País cuando Peña y su equipo fracasaron al brindarle seguridad a la gente. Si cree que la mayoría rechazó al candidato del PRI, un político altamente competente, porque se enamoraron de su barba de manguillo, pues está un error.

Los mexicanos votaron contra el PRI, la mayor parte y unos pocos sí votaron por Morena y sus satélites. Ninguno quería un rollo de Cuarta Transformación, no querían explicaciones anodinas, no querían una mosca en la oreja: Querían soluciones.

Soluciones a la inseguridad, a los bajos salarios, a la falta de oportunidades educativas… Y lo que menos querían (queríamos) son excusas.

Si culpar a los neoliberales, a los neoporfiristas, a la Mafia del Poder, a los fifís, resolviera la inseguridad creciente y en los niveles más altos de la historia…

Si quitar programas de apoyo y programas de salud, para hacer tómbolas de dinero para morenos, resolviera los problemas y no fuera sino hacer hoyos en un lado para tapar otros…

Si construir un ferrocarril, un nuevo aeropuerto, ahora sí en el lecho de un lago… Si construir una refinería con poca vigencia económica, hará rico al país y cambiará la filosofía y la jodidencia que lleva a la gente a vivir en la informalidad, ya se verá, pero la inseguridad no espera.

Quería su Guardia Nacional, ya la tiene… Se empeñó en mandar a la chingada el consenso de partidos y nombrar militares en activo (Pese a que tenían la oportunidad de solicitar licencia temporal un día antes de presentarlos) ya lo hizo y ahí están. Ahora actúe contra la inseguridad: Hechos no palabras.

La cadena en redes sociales, señor López (Y no le digo presidente porque yo no voté por Usted ni en 2006, ni en 2012 ni el año pasado, porque lo considero un loco) no está propiciada, es una repulsa como las que puteaban a Peña cada vez que decía una pendejada.

Quizá en el ahora como en el antes hay mano negra, pero por favor, Señor López, no mame, sus opositores a menos al principio de su sexenio, éramos minoría, si ahora ve a muchos en su contra, es porque así están,  se lo gabnó,  y, si por ahí todavía queda alguien con dinero y poder para dar instrucciones a tuiteros, serán los menos.

Señor, ya llego el momento de dar resultados, llegó el momento de ser asertivo, no de seguir con su estúpida elocuencia.

A %d blogueros les gusta esto: