• La promesa de López de operar tres pistas en 2021, resultó falsa, y la capacidad de la centra aérea sera menor que la del actual aeropuerto.

26 de abril de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – NO habrá para México un aeropuerto troncal con tecnología de punta, tampoco las cinco pistas en dos aeródromos, que prometió Andrés López Obrador que estarían operando en 2021, pero aún, el sistema de centrales aéreas del Presidente, será mucho más caro que haber terminado el aeropuerto de Texcoco.

Este viernes, el director de la Escuela Militar de Ingenieros y encargado del proyecto de construcción del aeropuerto de Santa Lucía, Gustavo Vallejo, dio a conocer que la obra, cuyo presupuesto es de 68 mil millones de pesos más IVA, se concluirá en junio de 2021y no contará con las tres pistas hasta 2050.

Por el presupuesto expresado, dijo tendrá una interconexión vial de 46 kilómetros lo que significa un promedio de velocidad de 79 kilómetros por hora.

Inicialmente solamente tendrá una capacidad instalada máxima para 20 millones de pasajeros, 12 millones menos que el NAIM en su primera etapa,  con una terminal de combustible que iniciará con 25 millones de litros de turbosina y gasavión, la mitad que en Texcoco.

Según Notimex: Santa Lucía, “tendrá un desarrollo inicial a junio de 2021, pero su máximo potencial de desarrollo será a 50 años, con tres pistas de aterrizaje (sic) una clave de referencia de aeronaves 4-E o 4-F, y sistemas de aproximación que son los más precisos para que las aeronaves realicen despegues y aterrizajes de manera segura en bajas condiciones de visibilidad.

Manifestó que tendrá 190 mil operaciones aéreas anualmente, “ se ampliará a 750”, para dentro de 50 años, es decir, el 56 por ciento de  las operaciones que podría soportar para 2021 el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) un promedio de 340 mil operaciones aéreas anualmente.

Santa Lucía será aeropuerto más caro del mundo

En 2021 solarte tendrán una pista para operaciones de aviones como los Boeing y los Airbus, y el presupuesto de 68 mil millones de pesos, no incluye la construcción de los accesos, estacionamientos, centrales de carga, aduanas, ni tampoco las vialidades y el ferrocarril entre el actual aeropuerto y Santa Lucía.

Lo que no se menciono es que el agua bajo los terrenos y el terreno blando, son problemas serios que harán que el mantenimiento de las pistas, edificios y vialidades sea mucho más cara que los 450 millones de pesos que se gastan anualmente en el Aeropuerto Benito Juárez.

El actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, tiene dos pistas pero solamente se puede operar una de estas al mismo tiempo, y de acuerdo a los expertos, la interacción con Santa Lucía, requerirá de alternar los vuelos, lo que significa que entre ambas operaría una pista a la vez, en lugar de las dos que podría operar el NAIM.

Cancelar el NAIM error que ocasionó desconfianza, acepta Alfonso Romo

El 8 de noviembre del 2018, días después de la consulta manipulada con la cual, Andrés López Obrador, justificó tirar abajo la construcción del aeropuerto más moderno de América, a cambio de un proyecto suyo y de José María Riobóo, “Tres pistas más, en lugar de solo dos, como se tenía pensado con Texcoco, además, ahorrarán 100 mil millones de pesos”.

«El terreno (en santa Lucía) nos alcanza para tener las tres pistas, fíjense la diferencia, Texcoco significaba hasta 2021, dos pistas, hasta el 2024, dos pistas. Y se tenía que cancelar esta pista de Santa Lucía y las dos pistas del aeropuerto actual de la Ciudad de México,  o sea, íbamos a contar con dos pistas. Ahora, porque así lo decidió la gente, vamos a tener las dos pistas del actual aeropuerto y tres, o sea cinco pistas y las vamos a tener a mitad del sexenio», garantizó.

El pasado 24 de abril se informó que el aeropuerto de Santa Lucía, al que la gente ya llama “central avionera”, será uno de los más caros del mundo, porque al precio de las indemnizaciones del aeropuerto cancelado en Texcoco, por un error de planeación se inhabilita la Pista #1 para vuelos comerciales y a un costo mínimo estimado de 78 mil 557.3 millones de pesos para la construcción, operará una sola pista.

Según Forbes, el plan maestro, realizado por el Grupo del poderoso aliado y asesor del Presidente, José María Riobóo, no estuvo bien diseñado y se le olvidó una pendiente de 60 metros al final de la pista 1 y un cerro 364 metros más alto que el nivel del aeropuerto a menos de 10 kilómetros.

Este viernes el presidente López declaró que: “El lunes visitaré Santa Lucía, pero si les digo que va a empezar a construirse el aeropuerto ya se lo que los adversarios van a responder, van a decir: ¿y dónde está la declaratoria de impacto ambiental, por qué no se respeta la ley?, por eso se decidió hacer la presentación del proyecto el lunes y la construcción comienza en junio”, dijo en su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

El presidente López, declaró el “lo que rifaba, como se dice coloquialmente, era la urbanización de los terrenos (Del actual aeropuerto de CDMX) querían hacer una especie de Santa Fe en los terrenos del actual aeropuerto, una avenida central, lo que es la pista central se la iban a llevar hasta el nuevo aeropuerto e iban a comercializar todos los terrenos”, subrayó.

Lo que no dijo es que los actuales terrenos son propiedad federal y que para convertirlos en “una Nueva Santa Fe”, primero requerirían la aprobación del Congreso de la Unión.