MXPress

En el país de los fifí cabrones..

Anuncios

3 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Vivimos en el país donde la gente se deja matar para hacer quedar mal al presidente y los analistas engañan al ajustar sus previsiones, de las que dependen sus inversionistas, porque son conservadores y están enojados con el gran liberal.

También es posible que los ciudadanos fifí hayan dejado de comprar vehículos nuevos para aparentar que el mercado interno pierde vigor e igual, las personas dejan de consumir para joder la recaudación del impuesto al valor agregado.

Peor aún, hay gente que se deja despedir con la única intención de que los datos de desempleo aumenten, mientras los inversionistas en la Bolsa Mexicana de Valores, hacen tronar sus propias acciones, solamente para hacer creer que el Presidente no podrá cumplir su meta de crecer al cuatro por ciento anual.

¡Ah! pero si los enemigos del lopismo súper progresista pararan ahí…. Pero no, además ponen cerros para hacer modificar las nuevas pistas aéreas e inventan selvas y pantanos para que aumentan los costos de los estudios para el ferrocarril Kukulkán y anexas.

El asunto de todas estas personas, sin duda, es hacer que la sevicia de las calificadoras de riesgo financiero no quede al descubierto y de pronto nos demos cuenta que la baja de calificación de Pemex a un escalón de la ignominia, y el cambio de perspectiva para el país, eran solamente una sucia maniobra para hacer que el Santo pierda contra las momias que callaban.

Con toda esa maldad lograron que el crecimiento del producto interno bruto del país quedara cerca del “cero menos cero”, como sólo sucedía en el sureste, según el ínclito y egregio personaje que tronó tres veces la materia de economía en su larga carrera universitaria.

Pero si eso fuera toda la maldad… Pero no, hay más: los malditos conservadores de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, que representan a 34 países, vaticinan que pura niguas que el país de neverland va a crecer al cuatro y se ponen a decir que a lo muchos al 1.6.

Y es que estos ambiciosos vulgares cuentan con la prensa fifí que pertenece al partido conservador y en donde están alineados los que no cobran publicidad oficial.

Además en el Congreso, los conservadores votan en bloque en contra las reformas que no vienen de Europa o Norteamérica sino del mismísimo Tepetitán, y con su bloque bloquean al bloquezote de la Cuarta.

Y mire, que todo ese ponerse de acuerdo, es sólo para hacer pensar que los otros datos del Mesías macuspano, son más falsos que las tetas de una diva mexicana e intentan, con gran perversidad,  que los crédulos feligreses de la 4T,  se cambien de religión aunque reciban su dinerito.

¿Quién puede dudar que para crecer aceleradamente, a niveles del cuatro por ciento anual y cerrar el sexenio con un seis (Como cuando iba a la universidad) es necesario cancelar un aeropuerto troncal que iba a duplicar los ingresos aéreos?

¿Qué lógica tan torcida es esa de la minoría rapaz, que no comprende que 10 mil millones de dólares de inversiones para los estados con menos crecimiento englobados en una zona económica especial, no deben llegar porque se estaban tardando?

¿Quién se atreve a dudar que para crecer aceleradamente basta con repartir dinero a los Nini, hacerlos que trabajen como aprendices, para que luego, en un país donde las inversiones se reducen,  encuentren un empleo muy bien pagado?

¿Qué acaso no entienden que al construir un sistema de aeropuertos bipartita con pistas separadas por treinta y pico kilómetros, y en dos ciudades distintas, se van a tener más vuelos que en Atlanta?

¿Cómo tendríamos que decirles que al mejorar un ferrocarril que ya existe y no funciona cerca de su límite y al ampliar la carretera con más asaltos en el continente americano, se va a detonar el crecimiento en la zona más pobre donde ni hay carros ni hay industrias?

¿Qué parte de que un tren por la Península de Yucatán es el detonador de inversiones de este siglo y los que vienen, no se entiende?

¿Cómo es posible que pongan en tela de juicio que un presidente que sale en cadena nacional todos los días terciando insultos, hoy a la prensa fifí, mañana a los expresidentes, pasado a los inversionistas, no es una figura que aglutina la confianza para invertir?

¿En qué forma se debe explicar que un plan de negocios en la petrolera estatal debe conceder las menores ganancias posibles a los inversionistas, para de esa forma multiplicar exponencialmente las inversiones?

¿Qué mala leche se debe tener, para decir que una refinería en un lugar que no se necesita y en un país donde no hay suficiente petróleo para refinar, carece de factibilidad y que solamente va a arrastrar las finanzas nacionales y darle el tiro de gracia a la empresa petrolera?

¿En qué forma o idioma se tiene que hablar para que entiendan que un gobierno lleno de ancianos que ya estaban jubilados o de chavas y chavos sin licenciatura, obviamente atraerá la confianza de todo el universo?

De veras que eso de andar dudando de la palabra de un profeta, que solamente alucina cosas chingonas,  y que tiene el vaso medio vacío porque se lo dejaron roto, es una falta de analfabetismo y de desconfianza.

En todas las épocas y en todos los tiempos, los reyes o ductores que dedicaban su tiempo y espacio a señalar que les dejaron un mugrero y no se dedican a repararlo, son obviamente los que llevan a sus países a darle de comer a sus animalitos.

Ir a la barra de herramientas