Anuncios

Anuncios

¿Está preparado López para ser un líder mundial?

  • Hasta la fecha se ha negado a vistar a otros presidentes
  • Su asistencia a la G20 en Japón no está confirmada
  • No hay políticas para enfrentar la guerra comercial EUA-China

11 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – México apunta para ser la primera víctima “mortal” de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y la apariencia es que no vamos a meter ni las manos.

El país vive momentos decisivos en que el presidente Andrés López Obrador tiene que demostrar si él y su consejo de ancianos, entienden la realidad mundial o cree que gobernar es esconder al país entre muros.

Hasta la fecha, el presidente mexicano acata callado los excesos de Donald Trump, que lo ha hecho comparsa de su punitiva política migratoria y le impuso un arancel al tomate mexicano, casi sin respuesta, golpeando al tercer producto agropecuario de exportación.

Caen exportaciones agropecuarias y amenaza sequía en verano

No hay noticias de que los titulares de Relaciones Exteriores y de Economía estén realizando cabildeos serios para urgir que el Senado de Estados Unidos avale el nuevo Tratado de Libre Comercio, pese a que México ya acató el mandato de Nancy Pelosi de reformar la Ley Federal del Trabajo.

Mientras en México López hizo ver como suya la nueva legislación laboral, esta legislación estructurada junto con las negociaciones del nuevo Tratado, marchó apresuaradamente en el Congreso Mexicano luego que el 4 de febrero pasado Pelosi declaró: «Tenemos que ver la evidencia (…) no solo que apruebe la ley (Federal del Trabajo) sino que instrumente la política».

Todo indica que para los conceptos y realidades actuales que se esconden dentro de los términos, Realpolitik, Política del Poder o geopolítica, están fuera de su discurso y en sus dichos como “minoría rapaz» o en su xenofobia,  hace pensar que México vive los tiempos de “la República Restaurada”, en donde se necesitan semanas y un carruaje para llegar a la frontera.

PND de la 4T, centenario, errático, revanchista y falaz

La retórica presidencial se centra en insultar a sus opositores, cancelar todo lo hecho por su antecesor, lo bueno y lo malo, y defender sus proyectos aunque sean poco viables.

Cuando ya inició el sexto mes de su gobierno, López no ha realizado ninguna vista al exterior, no parece tener programa ninguno fuera de Palacio Nacional, ni siquiera su participación en la cúpula del G20 en Japón, donde podría encontrar nuevos socios para el tomate y para mediatizar las exportaciones de China.

Tampoco ha mejorado las relaciones con ningún país y sobre el comercio exterior, sus únicas acciones han sido tendientes a bajar el volumen: Menos importaciones y menos exportaciones, y ni siquiera está rodeado de un panel de expertos en la materia que puedan acosenjarlo.

Marquezcolñinlopez
AMLO y Graciela Mázquez Colin

La secretaria de Comercio, Graciela Marquez Colin, es una académica que nunca había desempeñado un cargo gubernamental antes de ser designada como responsable de manejar el comercio exterior del país que exporta el 52 por ciento del total en América Latina.

A la fecha, ni López ni Marquez parecen haber tomado acciones relevantes para impedir que el arancel al tomate dañe la fuente de empleo de 400 mil peones agrícolas y baje los ingresos de las empresas que conforman el tercer producto de exportación agropecuaria.

Tampoco para que el cierre del mercado estadounidense a productos chinos no provoque una acometida de mercaderías de bajo costo, que dañen a los fabricantes de calzado, textiles y electrónicos, lo que sin duda podría hacerse, pero requería de negociar… Actuar ya.

Pero hoy, hoy, hoy, no están ni en la imaginaria, acuerdos que permitan aumentar la inversión China al riesgo empresarial o a la infraestructura y sean contraparte al ingreso de oleadas de productos chinos, tampoco, que la potencia oriental abra su mercado a más productos agropecuarios mexicanos.

López Obrador «el embustero», dice PanamPost

Este junio cuando se celebre la Cumbre del G20 en Japón, López demostrará si su negativa a salir del territorio se debe a problemas internos o a su miedo de enfrentarse a líderes mundiales y medios de prensa en un ambiente no controlado.

Hasta la fecha ha renunciado a reunirse fuera de su reducto, Palacio Nacional, donde vive y gobierna, y a dar entrevistas exclusivas a medios de prensa de talla mundial y que le son abiertamente críticos.

También, mostrará si tiene un plan B para su empecinamiento de solamente transportarse en vuelos comerciales, los cual al parecer, para volar en visitas oficiales al exterior,  ni Aeroméxico estaría dispuesto a aceptar, por el riesgo para su pasajeros y las políticas aéreas internacionales.

Los mexicanos no hemos visto que el Presidente sepa algo de geopolítica y que tenga una idea clara de que el país no puede renunciar ni al libre mercado ni a la globalización

Anuncios

Artículos relacionados

Funcionarios de EUA llegan a Residencia Oficial de Los Pinos

El secretario Pompeo reafirmará la asociación de Estados Unidos con México para combatir las organizaciones delictivas transnacionales y abordar la epidemia de opioides, dice el Departamento de Estado Pompeo agradece bienvenida de Peña Nieto a la Ciudad de México Comitiva de Pompeo incluye al Asesor Principal del Presidente Jared Kushner, el Secretario de Seguridad Nacional, […]

Anuncios

No, pos sí… O sea que no

Anuncios Relacionado

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: