Ir a la barra de herramientas
Importante

La opacidad de la Cuarta Transformación

Hablar de honestidad pero no transparentar la información que por ley debe ser pública, es una de tantas contradicciones de la Cuarta Transformación.

18 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – El cambio de paradigma en la producción de energía del gobierno de la Cuarta Transformación incluye la opacidad, las verdades a medias y las declaraciones falaces.

No solamente en energía no hay datos, tampoco están disponibles datos actualizados de la deuda, transferencias del presupuesto, datos sobre centros penitenciarios y a la fecha el IMSS no ha subido la estadística de asegurados permanentes correspondientes a abril de 2019, lo cual debería haber hecho el pasado 15 de mayo.

Y el campeonato de opacos lo gana el sector energético; a la fecha no han sido publicados los datos de la compra por adjudicación directa de 612 camiones cisterna, a un promedio de 8.3 millones de pesos por pipa.

No se sabe a quienes ni en cuanto se compraron las 612 pipas, lo que sí se sabe es que 130 no están aún en funcionamiento.

Varias veces desde el 18 de marzo, el presidente Andrés López Obrador  ha asegurado que respecto a que Petróleos Mexicanos frenó en marzo la caída de la producción y ya la están estabilizando, al menos que él tenga “otros datos”, distintos a los que revela Pemex, la declaración no se sustenta en los hechos.

El 18 de marzo López Obrador dijo que Petróleos Mexicanos (Pemex) detuvo la caída de su producción petrolera durante febrero, cuando produjeron 1.72 millones de barriles diarios en promedio contra 1,642 millones den enero, según los datos ya conciliados por el Sistema de Información Energética.

“Estamos ahora estabilizando en el tiempo que llevamos para que ya no siga cayendo, mantener niveles de producción hasta ayer de un millón 650 mil barriles diarios aproximadamente. Ya detuvimos la caída y ya estamos invirtiendo y vamos a remontar esa caída”, dijo el 27 de abril.

Sin embargo, la producción en marzo fue inferior a la de febrero: 1.710 millones de barriles diarios contra 1.722 millones de barriles diarios de febrero, es decir, la producción bajó en enero, subió en febrero y volvió a bajar en marzo

Según López para finales del año la producción promediara 1.8 millones de barriles diarios y “a mitad del sexenio vamos a estar en dos millones 400 mil, porque estamos invirtiendo en exploración, en producción, en perforación de pozos, como se había hecho un gran esfuerzo”, dijo el mismo 27 de abril.

El pasado 13 de mayo Pemex firmó hoy una carta compromiso con tres gigantes financieros para actualizar líneas de crédito que le había dejado la administración anterior, de modo de refinanciar dos mil 500 millones de deuda y renovar dos líneas de crédito por cinco mil 500 millones de dólares, ampliando el plazo de tres a cinco años.

Esta línea de crédito fue simplemente la actualización de una línea de crédito de ocho mil millones de dólares, ya aprobada pero no utilizada, que el gobierno de la Cuarta heredó de la administración de Peña.

López y sus funcionarios de Hacienda (Que hasta el momento muestran que sí saben lo que hacen) lo único que hicieron fue utilizar 2,500 millones de dólares de la línea ya aprobada que dejó firmada el gobierno de Enrique Peña Nieto y transferir los 5,500 Mdd no utilizados a nueva línea.

Sin embargo esta información que si comentaron los medios de prensa especialistas en finanzas, y los bancos otorgantes, HSBC, Mizuho y JP Morgan, no fue destacada durante la firma del convenio por Pemex o por el presidente Andrés López Obrador.

Era obvio que la línea de crédito ya estaba otorgada y vigente, renovarla era más sencillo que pedir una nueva en las condiciones crediticias actuales de Pemex, con la incertidumbre que genera la Cuarta Transformación.

Los nuevos “compadres y la escandalosa corrupción de López

La línea se uso, con un  crédito de disponibilidad inmediata de 2,500 millones a una tasa superior  en 0.35 por ciento, a la contratada un año antes, y tratándose de dos mil 500 millones hablamos de 8.75 millones anuales más en el servicio de deuda.

NO INFORMA CFE

La que no informa nada es la Comisión Federal de Electricidad que dirige el mago de la caída del sistema, Manuel Bartlett Díaz. A la fecha no ha trascendido por ejemplo el porqué van a comprar más carbón en la Región Carbonífera de Coahuila y cómo lo van a utilizar.

El carbón que se extrae en la región carbonífera no es exactamente del tipo lo que requieren los hornos de las cuatro unidades de la Termoeléctrica de Río Escondido, en Nava, Coahuila, que debe ser mayoritariamente hulla bituminosa.

Recauda 4T un 73% más por impuesto a combustibles

El carbón que se extrae en los municipios de Sacramento, Sabinas y Muzquiz, es de tipo sub-bituminoso apropiado para su transformación en coque, el cual se utiliza como combustible y como agente reductor en la fundición de mineral de hierro en un alto horno.

Hace unos 20 años entre la entonces paraestatal, Minera Carbonífera de Río Escondido (Micare) e ingenieros de la CFE adaptaron los hornos de la Carboeléctrica de Nava, Coahuila, para que pudiera utilizar una mezcla de carbón sub-bituminoso y el bituminoso de “flama larga”, con la finalidad de ayudar a los productores de la Región Carbonífera, a petición del entonces gobernador, Eliseo Mendoza Berrueto.

Sin embargo la mayor parte debe ser carbón bituminoso que, tras el agotamiento de las cuencas en Nava y Piedras Negras, Coahuila, se importa a un costo de unos 700 millones de dólares por año.

OPACA CFE

A la fecha la Comisión Federal de Electricidad de Bartlett no sólo no informa cómo se utilizará lo que le compren a las minas de la Carbonífera, sino de hecho no informa nada sobre producción, trasmisión o consumo.

En las estadísticas de electricidad en el Sistema de Información Energética están vacías y no se sabe nada de: producción de energía primaria, consumo nacional de energía por rubro, energía primaria a transformación por centro origen y destino de la energía, generación bruta de energía eléctrica por entidad federativa. longitud de líneas de transmisión, ni, capacidad de subestaciones.

El 10 de abril CFE informó que compraron mediante licitación internacional, cuatro millones 940 mil toneladas de carbón para la central de Petacalco, Guerrero, pero no informaron el costo que debe haber bordeado los 56 dólares por toneladas, es decir, una compra de unos 276 millones de dólares.

A %d blogueros les gusta esto: