Veta AMLO empresas para favorecer a su compadre Lomelí

20 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – Tras la revelaciones del periódico El País respecto la los presuntos actos de corrupción de Calos Lomelí Bolaños, mecenas del movimiento de Andrés Manuel López Obrador desde hace más de 15 años,  ahora la pregunta es si el Presidente vetó unilateralmente a tres farmacéuticas para favorecer a su amigo.

Lomelí, un empresario farmacéutico quien fue candidato a gobernador en el Estado de Jalisco Morena, y posteriormente designado como delegado  o virrey del Gobierno federal en dicha entidad, ha logrado por medio de terceros contratos por unos 164 millones de pesos de la Cuarta Transformación

“Una investigación periodística vincula al hombre de negocios transformado en político, con una red de nueve empresas controladas por once familiares. En cuatro de estas compañías intentó ocultar su participación. Una de sus farmacéuticas ha conseguido ocho contratos con gobiernos de Morena de diciembre a la fecha”, publicó El País

Los contratos para empresas  que Lomelí maneja a través de terceros, como Abisalud, la cual está vetada por la Secretaría de salud de Jalisco por haber vendido al doble de precio en 2016, choca con el hecho de que López Obrador de que López Obrador vetó a las tres principales competidoras de Lomeli.

“Para las nuevas licitaciones di a conocer un oficio a las áreas competentes, encargadas de este asunto, para que esta empresa y dos más, tres empresas que vendieron el año pasado más de 60 por ciento de toda las medicinas y materiales de curación al gobierno, que no pudiesen, en el marco de la ley, participar en nuevas licitaciones hasta que no se aclarara si no hubo influyentísimo y corrupción en la venta de medicamentos el año pasado”, declaró López en su conferencia mañanera del 8 de abril.

Las empresas farmacéuticas  vetadas son: Grupo Fármacos Especializados, S.A de C.V; Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico, S.A de C.V y Mypo, la cuales eran las únicas que surtían antirretrovirales, que utilizan  los pacientes infectados con VIH o virus de la inmunodeficiencia humana.

El retiro de estas farmacéuticas ocasionó falta de medicamentos para enfermos infectos con el VIH y ha hecho que en muchos casos el estado de salud se agrave.

“Ahora la investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI, una asociación civil que lucha por consolidar el Estado de Derecho), que será publicada en las próximas horas y a la que EL PAÍS ha tenido acceso, relaciona a Carlos Lomelí Bolaños con Abastecedora de Insumos para la Salud (Abisalud)”, dice El País

Aún persiste el recuerdo del compadre, ese sí, de pila de bautismo, Miguel Rincón, cuya empresa Bio Pappel Scribe, recibió un contrato de 226 millones de pesos, pero tras ser balconeada por Reforma el pasado 26 de abril, se le cancelo el pedido que era para la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito

El 8 de marzo de 2018  la Contraloría Interna del Instituto de Pensiones de Jalisco hizo publico que había presentado una denuncia los delitos de fraude y falsificación de documentos en contra de la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud, la cual ganó el contrato multianual de Licitación Pública IPEJAL-DAS-LPL-016/2016 por un monto superior a los 500 millones de pesos y fue sancionada en enero de 2017 por haber duplicado los precios lo que ocasionó desabasto de medicamentos.

“El reportaje de Valeria Durán y Laura Sánchez, sin embargo, revela que Abisalud, fundada en 2009, tiene como domicilio el interior uno del número 205 de la calle Chicle, en el municipio de Zapopan (Jalisco). La dirección coincide según documentos del Registro Público de Jalisco con la de la empresa Lomedic, que se encuentra en el interior dos, y que ha sido la piedra angular del emporio farmacéutico de Lomelí. Otras dos empresas dedicadas al mismo giro, y controladas por su exesposa y sus hijos, están registradas en la misma dirección o a escasos metros en la calle de Chicle”, denuncia El País.

Los casos de Lomelí y de Rincón no son los únicos, se ha pedido que se investigue la compra de Pemex, ordenada por el propio Presidente, de 612 camiones cisterna por los que se pagó 163 mil 400 dólares o 3.104 millones de pesos por cada una.

También está la adjudicación directa por mil millones de pesos, al encargado de un tramo del Tren Maya, Pablo Careaga Córdova, para que retiré el sargazo que inhabilita las playas de la Riviera Maya, sin que tenga una empresa dedicada a esta finalidad,  y además la compra de 160 patrullas con un sobreprecios de más del 30 por ciento, por parte del gobernador de Veracruz.