Ir a la barra de herramientas
Importante

AMLO ¿Presidente de México o del sureste?

Los recortes presupuestales a hospitales federales no solamente los han puesto en terapia intensiva, también muestran que la 4T no es pareja y privilegia al Sureste

24 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – La crisis en los principales hospitales públicos del país no muestra una escasa voluntad del presidente Andrés López Obrador hacia la atención en salud del sector más vulnerable, pero también que su foco de atención es el sureste y no todo el País.

En el sureste se ubican los dos únicos hospitales de alta especialidad que recibieron aumentos desde el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019 y, también, los únicos a los que no se la han aplicado recortes adicionales.tablahospitales.jpg

Pero también, tres de las cuatro principales obras de infraestructura planteadas por su gobierno quedan en el sureste: La Refinería Dos Bocas, el Plan de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec y el Tren Maya, para los cuales no solamente ha restringido el presupuesto a toda la federación, sino que además, ha intentado que el gobierno de Donald Trump participe en éste último.

En el PEF 2019 los hospitales que presupuestalmente recibieron incrementos sustanciales en términos reales, es decir, descontada la inflación anual, fueron el Hospital Regional de Alta Especialidad de la Península de Yucatán,  el Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas y el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca.

Soberbia de AMLO convierte desacuerdo en crisis política

El aumento en el caso del nosocomio de Yucatán fue increíble: mil 944 por ciento,  22.32 al de Chiapas y 4.74 por ciento al de Oaxaca, además, en los recortes adicionales que les ha impuesto a los demás centros hospitalarios, la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ninguno de los tres hospitales del sureste, los ha sufrido.

Según el documento Posición de los Institutos Nacionales de Salud Frente a los Recortes Presupuestarios, presentado al Congreso por los directores de los principales centros hospitalarios federales, hay un déficit importante en los fondos para los institutos de Nutrición, Pediatría, Cáncerología y Neurología, el Hospital Infantil Federico Gómez de México y el Hospital Gea González, alcanzarán niveles críticos en junio.

Aunque solamente son 11 los que se han quejado, en total son 22 los hospitales  desconcentrados de la Secretaría de Salud, que tuvieron recortes importantes en sus presupuestos anuales, y a los cuales, además, se les han aplicado recortes adicionales.

En conjunto estos hospitales reciben 785 millones de pesos menos que en 2018 y contando el recorte a la Secretaría de Salud, se entregarán a este sector mil 550 millones de pesos menos que en 2018, pero, los tres hospitales del sureste reciben 140 millones de pesos más en total.

novatanmal.jpg

Si los recursos que les fueron recortados desde el PEF 2019 y con los recortes adicionales al menos la mitad de los 21 centros hospitalarios instalaciones no podrán pagar los servicios de anestesia, comprar medicamentos especializados, reparar y renovar equipos médicos ni contratar personal nuevo y tendrán que reducir incluso a la mitad o más, los procedimientos quirúrgicos.

Caen a Cuihtlahuac “el honesto” con otra compra irregular

Tampoco podrán para pagar horas extras, los servicios de agua e internet y tendrán problemas para otros gastos de mantenimiento y predijeron que la cantidad de llevados a cabo tendría que reducirse.

En cambio, en el Centro Regional de Alta Especialidad de Chiapas no hay esos apuros e incluso podrán este año realizar el concurso para la Condecoración “Eduardo Liceaga” y Premios al Mérito 2019, en el cual premiarán 109 trabajo, proceso para el cual disponen de una presupuesto de cinco millones de pesos

A %d blogueros les gusta esto: