Rescatan del olvido humanidad de periodistas asesinados en México

Por Gerardo Romo/// Ágora Digital.

Ciudad de México.- Nacieron para visibilizar a las y los periodistas ignorados que han sido asesinados desde el año 2000, a la fecha, un total de 188. “Ellos y ellas son nuestros muertos”, dice la reportera Laura Castellanos.

Las reporteras Laura Castellanos y Dunia Rodríguez del Colectivo Reporteras en Guardia presentaron el memorial “Matar a Nadie” que da a conocer las historias de 45 reporteras y reporteros asesinados de los 188 que está agrupación tiene registro del año 2000 al 27 de Mayo de 2018

Periodistas en Guardia es un colectivo de 140 reporteras, editoras y coeditoras de 24 estados y la Ciudad de México que asumieron la  misión de contar las historias de quienes por informar fueron asesinados, revictimizados e ignoradas por las autoridades, con el propósito de que sus casos se hundieran en el olvido.

El colectivo tiene registrados 33 asesinatos de periodistas en el sexenio de Vicente Fox, (2000-2006); 77 con Felipe Calderón y su guerra contra el narco (2006-2012); 66 con el priísta Enrique Peña Nieto y  13 en los primeros 6 meses del mandato de la llamada Cuarta Transformación del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En la mayoría de los casos, prevalece la impunidad, y aunque existen investigaciones abiertas, no hay detenidos.

Ahí está por ejemplo, el de Alfredo Jiménez Mota, periodista sonorense desaparecido el 2 de abril de 2005. De su caso hay 22 líneas de investigación y ningún detenido.

O el de Teresa Bautista Merino y Felícitas Martínez Sánchez, dos locutoras triquis, que participaban en radio Copala. Fueron atacadas por un grupo armado cuando regresaban de la radio, apenas tres meses después de que iniciaron transmisiones. Hay órdenes de aprehensión contra 4 probables responsables de los homicidios ocurridos hace 10 años pero ninguna se ha cumplimentado. https://mataranadie.com/teresa-bautista-merino-felicitas-martinez-sanchez/

http://www.agoradigital.com.mx/wp-content/uploads/2019/05/WhatsApp-Video-2019-05-27-at-8.32.24-PM-1.mp4

O como en el caso de Elidio Ramos Zárate, reportero de nota policiaca de el periódico El Sur, con sede en Juchitán, donde trabajó 10 años, hasta que fue asesinado el 19 de junio de 2016 cuando sujetos a bordo de una motocicleta le dispararon por la espalda en la carretera cuando se dirigía a reportear el incendio de dos autobuses. Tampoco hay detenidos, aunque sí dos carpetas de investigación abiertas.

https://mataranadie.com/elidio-ramos-zarate/

“No queremos  dejar en el olvido a los compañeros y compañeras víctimas de asesinato o desaparición, hacer un retrato humano de quiénes eran, en qué condiciones mueren, qué información cubría cómo era  el contexto de su trabajo, su familia, cómo era su vida”, explica Dunia Rodríguez.

El colectivo Reporteras en Guardia presentó la segunda etapa del Memorial “Matar a Nadie” que recoge historias de vida de 45, de los 188 reporteras y reporteros asesinados entre el año 2000 al 27 de Mayo de 2019. El plan de este colectivo es visibilizar la totalidad de periodistas asesinados en México y exigir que las autoridades investiguen y castiguen a los responsables de los crímenes producto de la “violencia organizada”

El colectivo que nació en 2018, este 27 de Mayo  presentó  la segunda etapa del sitio https://mataranadie.com/

“Nos mueve la rabia, el dolor y la exigencia de justicia. Este memorial es nuestro conjuro contra el olvido”, explican las Periodistas en Guardia

En el relanzamiento del memorial digital  se cuenta  la historia de Samir Flores Soberanes, quien al igual que otros dos comunicadores nahuas, hacían una labor informativa en defensa del territorio, recursos naturales, espacios de movilidad y convivencia, sus tradiciones, lengua y lugares sagrados en Morelos, desde donde encabezaba Radio Bocina, primero y Radio Amiltzinko, después, de la que fue cofundador.

Desde ésa trinchera, escribe la periodista  Estrella Pedroza, el comunicador nahua se oponía al Plan Integral Morelos (PIM) https://mataranadie.com/samir-flores-soberanes/

¡La CFE pretende imponernos un proyecto que impactará en nuestras comunidades y es muy peligroso por la cercanía que tendrá con el volcán Popocatépetl!!, denunciaba Samir, recuerda Liliana Velázquez Fuentes, con quien el joven de 37 años  tenía 3 hijas y un hijo.

…Apuestan por nueva narrativa

Para Laura Castellanos, coordinadora general de Periodistas en Guardia, el colectivo busca una nueva narrativa para contar la violencia desmarcándola de la versión oficial de enmarcar los casos en una relación directa con el crimen organizado.

Esa perspectiva, a decir de la periodista, busca eximir al Estado de su responsabilidad en el asesinato de reporteros y comunicadores, pues de 2012 a 2018 42 por ciento de los agresores son agentes del Estado.

“Nosotras utilizamos el término Violencia organizada que es  un complejo  entramado de los intereses más oscuros del aparato de Estado, también de las paraestatales, de multinacionales, iniciativa privada y del crimen organizado”, explicó.

También reconoció que la mayor violencia en el País, las empresas periodísticas deben asumir su responsabilidad de garantizar condiciones laborales dignas a los trabajadores de los medios y así reducir sus niveles de riesgo.

“Los medios de comunicación tienen una gran responsabilidad para que quienes colaboran estando en plantilla o como freelance tengan garantías para realizar su trabajo y los medios de comunicación les den un acompañamiento en caso de sufrir alguna amenaza o agresión”, dijo.

Dunia Rodríguez señaló que  en la medida que las empresas periodísticas no cubran los derechos laborales de los periodistas es una forma de violencia que atenta contra la dignidad y la vida.

“Los medios de comunicación están obligados a proteger a los periodistas”, insistió.

Rodríguez lamentó la revictimización y extrema vulnerabilidad del caso de un periodista de Veracruz que en las noches vendía tacos para completar el gasto y por ése hecho su caso  ya no iba a ser tomado en cuenta como un ataque a la libertad de expresión.

…Exigencia al Presidente Obrador

Reporteras en Guardia exige al Presidente de la República reconozca como periodistas asesinados el caso de los comunicadores indígenas Sami Flores Soberanes, fundador y locutor de radio Amiltzinko en Morelos, José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián, colaboradores de radio Zapata en Chilapa Guerrero. Y Gustavo Cruz Mendoza, integrante de la comisión de comunicación del Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magón y colaborador de Radio Guetza.

Todos eran miembros del Consejo Nacional Indígena (CNI).

“Esta exclusión hace más vulnerables a las mujeres y hombres comunicadores indígenas del País. Su labor suele ser la única vía de información y denuncia de los pueblos originarios sojuzgados por la violencia criminal e institucional. Quienes ejercen el periodismo en sus comunidades arriesgan la vida al informar de las violaciones a los derechos humanos, territoriales, y medioambientales que sufren por parte de cacicazgos locales, el aparato de Estado o las empresas privadas”, señalan.

El colectivo recuerda que si bien José Lucio Bartolo Faustino y Modesto Verales Sebastián no tenían un programa permanente en radio Zapata, su participación era frecunte e instaban a la juventud local a sumarse a la emisora.

Radio Zapata se ubica  en el municipio de Chilapa, da cobertura a 21 municipios de la región de la montaña y de la Costa Chica de Guerrero, y ha puesto énfasis en combatir la siembra ilegal de amapola en la zona.

En el caso de GUSTAVO Cruz Mendoza, el colectivo refiere que difundió las luchas en defensa del territorio de su organización, cubría las movilizaciones, publicaba sus notas en medios impresos y redes sociales.

La ley define como periodista a “las personas físicas así como medios de comunicación y difusión públicos, comunitarios, privados, independientes, universitarios, experimentales o de cualquier otra índole cuyo trabajo consiste en recabar, generar, procesar, editar comentar, opinar, difundir, publicar o proveer información a través de cualquier medio de difusión y comunicación que puede ser  impreso, radioeléctrico, digital o imagen”.

Reporteras en Guardia reprochó que Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia y ningún miembro del gabinete federal se ha pronunciado en reconocer a los cuatro comunicadores y activistas indígenas como crímenes contra la libertad de expresión.

También señalan que en 12 de los 13 casos de periodistas asesinados en la presente administración federal realizaban labores informativas en el ámbito municipal, que advierten “es el más peligroso” y los agresores utilizaron arma de fuego en cada uno de los 12 casos para ultimar a sus víctimas.

Anuncios