Gobiernos de Tamaulipas birlan al erario al menos 1,330 Mdp por año

A la fecha se debe casi cuatro mil millones de pesos sólo de las cuentas públicas 2015, 2016 y 2017

31 de mayo de 2019/Efraín Klériga/MXpress. -Los últimos dos gobiernos de Tamaulipas, el de Francisco García Cabeza de Vaca y el de Egidio Torre Cantú, han ocasionado quebrantos, sólo a la hacienda pública federal, por tres mil 944 millones, unos mil 315 millones de pesos anuales, los cuales nunca pudieron ser aclarados en las cuentas públicas 2015, 2016 y 2017 y la Auditoría Superior de La Federación los reclama.

Esta cantidad se suma a unos cinco mil 300 millones de pesos correspondientes a las mismas cuentas publicas, que ya han sido reintegradas a la Tesorería de la federación, por desvió de fondos, pagos en exceso, multas no cobradas e incluso, por compensaciones del orden de 24.5 millones de pesos que se aprobó García cabeza de Vaca como compensaciones durante 2017.

Lo más llamativo en estos quebrantos es que pese a que ocurren año con año y que Tamaulipas siempre figura como uno de los estados donde el dinero publico es manejado con menor honestidad y mayor discrecionalidad, las sanciones solamente viene del órgano revisor federal y la Auditoria Superior del Estado de Tamaulipas y el Congreso local, nunca encuentras desvíos, quebrantos daños al erario ni auditan los ingresos propios del gobierno, donde presumiblemente se da la mayor corrupción.

Ver:  Gasta Cabeza de Vaca 1.86 millones de pesos por día en imagen

Aunque en diciembre de 2016, García Cabeza de Vaca quien había asumido la gubernatura desde el 1 de octubre de ese año, aseguró que investigaba a 37 mandos medios y superiores de la gestión de Egidio Torre Cantú, a la fecha no hay culpables ni conclusión de es avaeriguación.

Del daño que se presume al erario federal, son 736 millones 237 mil 750 pesos de la cuenta 2015, que solamente operó la administración Torre Cantú; de la cuenta 2017 que solamente operó la administración García cabeza de Vaca, son 984 millones 979 mil 797 pesos y, de la 2016 que estuvo nueve mes a cargo del primero y tres meses a cargo de García cabeza de Vaca,  son dos mil 222 millones 989 mil 200 pesos.

Ver: García Cabeza de Vaca se aprobó 24.5 millones de pesos de “Gratificaciones” en 2017: ASF

Aunque en la cuenta 2016 la administración del panista de Reynosa solamente la administró nueve meses, cuando presuntamente se habría realizado la mayor parte del gasto 2016, fue esta administración la que preparó, cerró y presenta la Cuenta Pública  2016 a la ASF y al congreso Estatal, y además, el gobierno de García Cabeza de Vaca le aprobó la entrega recepción de las cuentas y recursos a la administración de Torre Cantú.

A unos 40 días de que se dé a conocer el primer informe de otra Cuenta Pública, la de 2018, todavía hay una deuda de casi cuatro mil millones de pesos y más de medio centenar de procesos administrativos no desahogados, pese que son presumibles responsabilidades penales, pero la Contraloría Gubernamental ha entrampado los procedimientos para brindar impunidad a los presuntos culpables de este daño patrimonial.

De la cuenta 2017, el primer año completo de la administración de Francisco García Cabeza de Vaca,  hay 56 pliegos de observaciones con un probable daño a la hacienda pública federal por 984 millones  979 mil 797 pesos, por dinero desviado a cuentas no oficiales, pagos a personal que nunca fue localizado, pagos a funcionarios de la Secretaría de Salud quienes siguieron cobrando luego de haber sido dados de baja, equipo táctico para seguridad pública que se compró solamente en el papel y pago de aviadores o personas que no realizaron el trabajo por el cual se les pagó.

El mayor de estos daños, por un monto de 334 millones 416 pesos se derivó de haber pagado a 996 trabajadores de los que no se acreditó su existencia en la visita física realizada por la ASF, en el Hospital General de Matamoros, “Alfredo Pumarejo»; en la Oficina Jurisdiccional 01 Victoria de la secretaría de Salud, en el Hospital General de Tampico Dr. Carlos Canseco y en el Hospital General de Altamira Dr. Rodolfo Torre Cantú.

Otro quebranto importante, son 217 millones de  pesos  que el Gobierno de García Cabeza de Vaca debe reintegrar as la hacienda pública federal, por haberlos gastado sin presentar año y medio después,  “la documentación justificativa del gasto de los recursos de (esas)  Participaciones Federales transferidas.

Ni las ven ni las castigan

Entre los quebrantos surgidos de la Cuenta Pública 2016, hay hechos tan graves y llamativos que solamente un proceso de entrega y recepción, del priista Torre Cantú al panista García Cabeza de Vaca, justifican el que no hayan sido reclamados y sí aprobados, por el nuevo gobierno.

Los quebrantos más llamativos son, un total de 996 millones 599 mil 939 pesos por pagos superiores a los establecidos en el tabulador autorizado para ocho mil 547 trabajadores, “la falta de formalización de la prestación de servicios de tres mil 669 trabajadores eventuales que fungieron como maestros de inglés y de tecnologías.

Y además, porque “la Secretaría de Educación del Gobierno del estado de Tamaulipas no acreditó que retuvo y enteró el Impuesto Sobre la Renta al Servicio de Administración Tributaria ni expidió los Comprobantes Fiscales Digitales por Internet por 191 millones 373 mil 374 pesos.; y   pagó  tres mil 262 plazas no autorizadas por uno total de 76 millones 576 mil pesos 338,313,411.02 pesos sin presentar el expediente de adjudicación y contratación ni la documentación que compruebe el ejercicio y destino de los recursos de Participaciones 2016.

Igualmente el gobierno estatal transfirió indebidamente recursos de Participaciones 2016 a otras cuentas bancarias, para usarlos en  objetivos distintos a los fondos de donde fueron sustraídos, “sin que a la fecha de la auditoría, la Secretaría de Finanzas del Gobierno del estado de Tamaulipas acreditara su reintegro a la cuenta bancaria de origen”.

Igualmente se reclaman 259 millones 461 pesos “por realizar reintegros de observaciones de auditoría de otros fondos y programas de ejercicios fiscales anteriores, sin presentar la autorización correspondiente, la reclasificación del gasto ni la documentación que compruebe la aplicación y destino de los recursos”

Por un total de mil 199 “aviadores” o personal que no se sabe dónde trabajaba o que no fue localizado en centro de trabajo y porqué se le pagaba, y los cuales ostentaban en conjunto más de dos mil plazas, ASF presume en dos distintas auditorías un daño de 318 millones 344 mil 958 pesos

Y cuatro años más tarde…

De los programas de Desarrollo Regional 2015 el  Gobierno del estado de Tamaulipas  no ha demostrado la aplicación de 361 millones 405 mil 941 por lo que ya existe un reclamo de devolver a la Tesorería de Federación esos recurso más los intereses generados del probable daño o perjuicio por el cual a la fecha no existe ningún responsable señalado.

Ver: Gobiernos estatales se tapan desvíos uno al otro

También de hace casi cuatro ejercicios,  la Hacienda Pública Federal reclama  94 millones 865 mil 496 pesos “por la falta de aplicación de los recursos correspondientes al Fondo de Aportaciones Múltiples que el Gobierno del Estado de Tamaulipas”, no ha podido demostrar la aplicación de los recursos no ejercidos a la fecha de revisión (2016)  por lo que debe devolver este dinero más los intereses generados

Otro  probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal, por el que solamente hay un adeudo del dinero de los tamaulipecos pero no culpables,  es un monto de 53 millones 506 mil 567 pesos “por realizar pagos a personal que estuvo adscrito en centros de trabajo no financiables con el Fondo Nacional para la Educación, “entre los que destacan Coordinación de Programas Compensatorios, Departamento de Enlace con el sistema DIF Tamaulipas, Departamento de Supervisión de Escuelas Incorporadas, Dirección de Educación Media Superior y Departamento de Vinculación con Instituciones”.

Anuncios