Ir a la barra de herramientas
Importante

Baja participación muestra hartazgo ciudadano por López y partidos

Votaciones con una afluencia de votantes históricamente baja, muestra que los ciudadanos no ven en las votaciones una herramienta para participar, no se sienten representados por los candidatos y no confían en el país de López Obrador

3 de junio de 2019/Efraín Klériga/MXpress. – El ausentismo en las urnas el domingo 2 de junio en las seis entidades donde hubo elección, avisa que los ciudadanos en México ya no creen en el sistema de partidos y no ven en las votaciones una herramienta para incidir positivamente en su futuro.

El carísimo sistema de partidos en México, que se alimenta con fondos públicos, apenas si puede justificar el dinero cuando solamente envía a las urnas a uno de cada tres electores, sin contar con que muchos de los que sí participan, tenían algún motivo distinto al libre ejercicio de un derecho para emitir su voto.

Se puede resumir que la representatividad de los candidatos electos en los seis estados donde hubo elecciones el domingo, es muy cuestionable y por ejemplo, Miguel Barbosa en Puebla, y Jaime Bonilla en Baja California, serán gobernadores con el apoyo directo de menos de uno de cada cinco electores, el primero y, el segundo, de uno de cada 7.4 ciudadanos.

Para el analista Alejandro Hope, la baja participación se trató de elecciones aisladas, no concurrentes con elecciones federales, mientras el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo, lo ve como una señal de alarma para la democracia participativa.

“No debemos arrumbar la escopeta del sufragio. Los datos de la jornada electoral no son alentadores para la democracia mexicana. 77% de abstención es demasiado. Y recuerda las cifras del antiguo régimen. Necesitamos no solamente plazas llenas sino urnas llenas. La 4T las necesita”, dijo Muñoz Ledo en su cuenta de Twitter.

El nivel de abstencionismos fue “normal” en algunos estados como Baja California donde desde hace años las cifras de votación muestran participaciones del 30 al 35 por ciento, pero en otras entidades como Puebla, donde se eligió Gobernador hace 11 meses con una participación del 67.4 por ciento, ahora logra una asistencia de menos de la mitad, el 33.4 por ciento.

bajacalif

De hecho el candidato ganador de la gubernatura, Miguel Barbosa, quien en julio de 2018 quedó en segundo lugar con un millón 31 mil 43 votos (34.1% de la votación) logra 11 meses después 390 mil 805 votos, es decir 38 por ciento de los votos de 2018.

Barbosa logra ganar gracias a que la concurrencia del partido Verde Ecologista Mexicano, recientemente sumado a Morena y el Partido del Trabajo, le dan 290 mil votos extras, suficiente para ganar la gubernatura.

Sin embargo, el análisis de la votación de Morena contra la del Partido Acción Nacional, muestra que este último tuvo un mayor apoyo de los electores, pues registró 414 mil 356 votos.

prepuebla.jpg

El PT y el Verde también le dan la victoria en casi todos los municipios en Quintana Roo, pero igualmente con un margen de participación bajísimo y los 11 alcaldes de Morena, PT, PVEM tienen el apoyo de apenas uno de cada 12 ciudadanos en estas entidad.

En Aguascalientes y Durango, donde se elegían ayuntamientos el abstencionismo superó el 65 por ciento por primera vez en su historia; mientras en Tamaulipas, donde se eligió Congreso local el abstencionismo superó el 66 por ciento y el Quinta Roo llegó al 77 por ciento, y por tanto, también la representatividad de los ganadaores es casi nula.

 

A %d blogueros les gusta esto: